El sello de pollo colombiano continúa extendiéndose en los restaurantes nacionales

Día a día la Federación Nacional de Avicultores (FENAVI) trabaja para generalizar el uso de carne de pollo nacional a lo largo de los distintos establecimientos alimenticios del país.

0
269
Foto por: http://bit.ly/2TCCqwr

Calidad y compromiso son algunas de las características esperables en empresas que ofertan productos o servicios específicos. Si bien estas cualidades son atribuidas generalmente como actitudes para con los clientes, lo cierto es que desde hace varios años llevan promoviéndose semejantes atributos en relación a la conservación del medio, los métodos de extracción, así como la verificación de la bioseguridad de los inputs.

Y qué mejor con respecto a esto último que emplear productos 100% de nuestra tierra, que hemos obtenido y distribuido de manera controlada. Bajo esta premisa, FENAVI lleva desde el año 2012 dotando a este tipo de productos del sello de verificación de pollo colombiano, el cual garantiza que los productos así etiquetados son con total seguridad frescos y seguros.

Este proyecto busca, en último término, impulsar la industria nacional, pero garantizando que esta sea honesta con los consumidores, de ahí que el sello distintivo deba ser una señal de identidad que asegure al consumidor que lo que está adquiriendo es bueno de verdad, más aún cuando el pollo es el alimento más consumido en Colombia.

La cuestión es que, considerando la creciente globalización, es inevitable la entrada al país de empresas extranjeras en forma de franquicia, de ahí que el pollo colombiano no solo esté luchando por establecer su sitio preferente en las carnicerías, tiendas de comestibles y supermercados, sino que esté siendo integrado en la carta de restaurantes muy populares.

En este sentido, firmas tan representativas como Frisby ya cuentan con su sello de pollo colombiano, lo que es indicativo de carne sana criada de forma autóctona. Con esto se logra que, aunque las franquicias protocolicen el tratamiento de la carne, está será siempre local, logrando que los proveedores no sean de fuera del país.

En consecuencia, la promoción de productos propios está aumentando y con ello la calidad de los productos consumidos, al no estar expuestos a piensos de engorde ni a técnicas de modificación genética. Por si no fuera poco, se empodera el comercio local y con él se contribuye al aumento de las transacciones y a la prosperidad económica, ya que, por sí misma, la industria de pollo colombiano produce anualmente más de un millón doscientas mil toneladas, con un consumo per cápita de 27 kilos.

FENAVI trabaja día a día para conseguir que la avicultura colombiana perviva a pesar de la competencia externa, por este motivo, cada día, aumenta de forma exponencial la cartera de restaurantes y comercios que trabajan con carne de pollo, logrando ofrecer a los consumidores los mejores productos de nuestra tierra.                                  Por: Artículo pautado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here