‘El Son Del Frailejón’, las guardianas de la música campesina

La agrupación femenina nace en 2013, en Guasca, Cundinamarca. Desde entonces le canta, a través de la carranga, a la vida en el campo, a la tradición, al cuidado del medio ambiente y a la familia.

0
2926
Facebook 'El Son del frailejón'

El Son Del Frailejón está conformado por Laura Mancera (tiple y el requinto); Zoranyi Ospina (voz y la guacharaca); Gabriela Peña (guitarra) y Carol Mora (tiple y el requinto). En la actualidad, se encuentra bajo la dirección del maestro Felipe Andrés Sánchez Peña y Ricardo Martínez, integrantes del Trío Instrumental Nuestra Herencia.

La agrupación busca resaltar la labor campesina y rescatar los valores de la familia, el amor a la naturaleza, el respeto al otro, la paz y la convivencia con la música. Asimismo, han decidido hacer de la música campesina y carranguera parte de su proyecto artístico y de vida.

El grupo musical habló con elcampesino.co sobre su proyecto musical en el lanzamiento de su nuevo álbum “Guardianas Montañeras”, que tuvo como sede el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación en Bogotá.

¿Cómo nace el proyecto musical?

E.S.D.F.: Nace como una iniciativa de nosotras, de tener algo que sea más tradicional y de ir viendo en festivales y concursos está música. Entonces, desde ahí quisimos tener nuestro propio grupo.

Surgieron dos grupos: El Son de Guasca y El Frailejón, y en la medida que esos grupos fueron avanzando, se fueron quedando sin algunos integrantes y quedaron solo las chicas prácticamente, y se fusionaron y quedó ‘El Son Del Frailejón’.

¿Qué influencias musicales tienen?

E.S.D.F.: Grupos como Son de la Escuela, Verde Monte, Las Primas de la Carranga, que también son mujeres de Chocontá, Las Comadres, Jazmín Hernández, Locura Carranguera, Los Rolling Ruanas, El Tocayo Vargas. También, hemos conocido otros grupos de Tocancipá, Cota, que han surgido con la carranga.

Jorge Velosa, es imposible hablar de la carranga sin mencionar a Velosa. Él, digamos es el arquitecto de todo esto, le dio forma y una identidad a una práctica musical y empezó a juntarle elementos que generaron un marco que diferenció los géneros campesinos dentro de Boyacá, Cundinamarca y los santanderes.

¿A qué le canta ‘El Son Del Frailejón’ y qué representa?

E.S.D.F.: Nosotras como agrupación le cantamos a la vida en el campo, a la tradición, al cuidado del medio ambiente y a la familia. A todas las cosas que son importantes y que a veces no creemos que realmente sean así, sino simplemente pasamos esas cosas como desapercibidas y nosotras lo que queremos es rescatar esas cosas importantes que nos hacen crecer como personas.

¿En qué trabaja actualmente el grupo?

E.S.D.F.: Actualmente trabajamos en el álbum “Guardianas Montañeras”. Le cantamos a la vida en el campo como mujeres y rescatar como toda la tradición y la vida en el campo. También representa un grupo de cuatro chicas que les gusta la tradición, no les da pena decir que vienen de un pueblo, no les da pena decir que les gusta el campo, que les gusta la chicha, que les gusta ir a caminar por el páramo, es un grupo de chicas que le gusta la música y la tradición campesina.

Estuvimos muy concentradas, sobre todo el primer semestre de este año, en la composición del EP ‘Guardianas Montañeras’ y nos hemos dado por estos días a darlo a conocer a la gente, tanto acá en Bogotá, en Guasca y todos los pueblos aledaños.

¿Quiénes componen?

E.S.D.F.: Uno no puede hablar de lo que no conoce. Nosotras tuvimos un proceso con ASOCOMUN Fortaleza de la Montaña, en el cual nos dirigíamos a diferentes lugares de Guasca en el que encontrábamos mujeres, para nosotras guardianas, como su nombre lo indica, guardan alguna cosa importante que pertenece a la tradición: la chicha, el agua, su importancia, los polinizadores, su papel en el mundo.

Entonces, le apostamos a ese conocimiento frente a las cosas y basadas en eso, comenzamos a componer. Todas trabajamos en composición y cada una de las canciones tiene algo de nosotras y en gran parte de los relatos de las guardianas. Es una cosa muy importante del proyecto, porque estamos empezando la segunda fase de composición, ya estamos metidos en el ruedo, para ojalá en 6 meses, tener el segundo EP con composiciones propias.

¿Qué reconocimientos ha obtenido la agrupación y en qué festivales ha participado?

E.S.D.F.: En un festival de Guasca, en un concurso de música campesina, obtuvimos el primer lugar en la categoría regional, en el 2016 en el concurso de música Guasca y campesina de Machetá, ocuparon el 3er lugar, en la categoría infantil.

Hemos estado en eventos de varias ciudades y municipios. Estuvimos en el  III Festival de Raigambres y Tradiciones Campesinas (2016), X Convite Nacional Carranguero, Cuna Campesina (2017), Festival Cantos de Libertad (2018), entre otros.

¿Cuál es su invitación a los jóvenes rurales para rescatar la música tradicional colombiana?

E.S.D.F.: Yo recuerdo mucho que cuando iniciamos con el proceso recolección de información para las composiciones las Guardianas nos repetían mucho que no olvidáramos el lugar donde venimos. Nosotros como colombianos siempre tratamos como de decir que el campesino es de allá, que no pertenece, pero realmente es el más importante en cualquier momento, en cualquier situación, circunstancia. Es muy importante que tenga relevancia.

Nuestra invitación como agrupación es que no perdamos esa identidad como colombianos, que del lugar que vengamos, que nos sintamos orgullosos. Nosotras somos de Guasca, orgullosamente, nos gusta el campo, nos gusta todo lo que está dentro de él, el páramo.

Por: Andrés Neira. Periodista.
Editor: Mónica Lozano. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here