El sueño de un aula móvil para las mujeres rurales en Putumayo

El empoderamiento de la mujer en las TICs ofrece grandes oportunidades para el desarrollo rural, incrementando la producción sostenible y la eficacia en los agronegocios y tecnologías digitales.

0
258

Mi nombre es Nancy Magaly Ponce Vallejo soy mujer indígena de la comunidad Renacer de los pastos del municipio de Colón en Putumayo, mujer víctima del conflicto armado. Estudié terapia ocupacional y licenciatura en psicología familiar, soy muy curiosa por los procesos que lleven al desarrollo de mi región en especial a temas de mujer equidad y género.

Desde muy pequeña me gustaba desarrollar labores sociales y actualmente hace siete años vengo desempeñando la coordinación de una asociación  con mujeres de las comunidades indígenas inga, camentsa, Quillasinga y pastos, que son campesinas y víctimas del conflicto armado.


El compartir con niñas y mujeres de mi territorio ha sido muy enriquecedor ya que he aprendido mucho de ellas y de sus necesidades en especial en las zonas rurales, me gusta mucho aprender para replicar a las mujeres y que de esta manera vayan creciendo en su quehacer con amor y sobre todo con libertad; por eso, mi gran sueño es poder empoderar a mujeres en diferentes procesos especialmente en el manejo de tecnologías.


Soy una mujer que cada día está dispuesta a empoderar a mujeres y niñas en sus derechos y en nuevas temáticas que les sirva para su vida y así salir adelante, mi bonita experiencia de estar rodeada de muchas mujeres me llena de gran satisfacción y me impulsa a proponer acciones para sus entornos, y así dar a conocer esas valiosas habilidades que poseen cada una.

Con las mujeres rurales he desarrollado diferentes acciones que me llenan de satisfacción porque por medio de estos aprendizajes las mujeres pueden fortalecerse y pensar en ellas como mujeres únicas. Por eso, como participante del Club de Líderes de Escuelas Digitales Campesinas de Acción Cultural Popular – ACPO, quiero enfocar este lindo proceso a potenciar el uso de las TICs, entre las mujeres y las niñas rurales por medio del aula móvil mujer aprende digital, para disminuir la brecha digital, y sensibilizar en el uso de las tecnologías, trabajar habilidades sociales de motivación y autoestima para facilitar la apertura de los colectivos de mujeres y niñas en la participación de los nuevos espacios en la sociedad digital.

El empoderamiento de la mujer en las TICs ofrece grandes oportunidades para el desarrollo rural, incrementando la producción sostenible y la eficacia en los agronegocios y tecnologías digitales.
Queremos a través de este proyecto impulsar la igualdad de género y mejorar la vida rural fortaleciendo habilidades y confianza para involucrarse en las tecnologías y el uso de sus herramientas.

Es muy importante llegar con campañas locales de educación y talleres de capacitación para niñas y mujeres y así seamos protagonistas del cambio en la comunidad y promover el liderazgo femenino.
Es como este proyecto de aula móvil rural mujer aprende digital, quiere llegar a diferentes municipios del departamento del Putumayo para empoderar mujeres y niñas en herramientas de comunicación y tecnologías. 

Por: Nancy Magaly Ponce Vallejo. Habitante rural de Putumayo.

Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here