Detalles de un tesoro inexplorado en el Vichada, el río Bita

La Alianza por el Bita es una apuesta en común entre la sociedad civil, la institucionalidad, la investigación y la comunidad para demostrar que el desarrollo y la conservación pueden ir de la mano". Brigitte Baptiste, Directora Instituto Humboldt.

0
202

Dos semanas de exploración y más de 40 científicos de la Fundación Omacha, el Instituto Humboldt, WWF, la Universidad del Tolima, la Universidad de la Guajira, Serpentario Nacional y Flynort. Días de trabajo que empezaban a las 3 de la mañana y terminaban a las 11 de la noche.

Una logística en transporte y alimentación casi militar. Las cifras de la expedición de caracterización biológica en el río Bita, en el departamento de Vichada, son tan colosales como la riqueza biológica que se encontró.

Le puede interesar: Aves colombianas serán protagonistas en feria internacional

La investigación busca evaluar la salud del río y establecer la figura innovadora de “río protegido”. Y es que el Bita no ha tenido grandes intervenciones, ni presencia de grupos armados, ni grandes comunidades humanas asentadas a lo largo de él. Y eso lo convierte en un ícono de los ríos de la altillanura.

“Llama la atención que este río alberga una gran cantidad de especies amenazadas como es el caso de los delfines de río, tortuga charapa, rayas, tucunares, dantas y jaguares”, Fernando Trujillo, director científico de la Fundación Omacha y coordinador de la expedición.

“Es el río que se encuentra en mejor estado de conservación en la cuenca del Orinoco, perder ese tesoro sería lamentable porque en Colombia ya hemos perdido muchos ríos. Hay un tesoro allí y vale la pena cuidarlo”, Luis Germán Naranjo, director de Conservación de WWF-Colombia.

“La propuesta de un río protegido, un río completo, que desde su nacimiento, sus fuentes hasta su desembocadura es un reto y una oportunidad para demostrar que aún hay espacio para hacer una gestión ambiental con efectos de fondo y a gran escala.

La Alianza por el Bita es una apuesta en común entre la sociedad civil, la institucionalidad, la investigación y la comunidad para demostrar que el desarrollo y la conservación pueden ir de la mano”.  Brigitte Baptiste, Directora Instituto Humboldt.

Estos son los principales resultados de esta expedición:

Plantas

Se registran 140 géneros en los bosques y morichales del río Bita, los cuales no evidencian extracción de madera a pesar de tener árboles de madera fina y gran porte. Varios tipos de vegetación se presentan en el Bita: morichales, sabanas y tres bosques diferentes.

 

Poríferos

Las esponjas de agua dulce representan un componente desconocido de la biota acuática continental colombiana y fueron encontradas dos especies (Drulia uruguayensis y Metania reticulata) en las ramas de los árboles y las playas del río Bita, que constituyen los primeros registros para el país y para la Orinoquia colombiana.

 

Insectos

Se encontraron 18 especies de escarabajos coprófagos, que por su asociación con el excremento de otros animales son usados en evaluaciones de conservación de los hábitats. Sulcophanaeus leander es un nuevo registro para el departamento del Vichada. En la sabana se colectó Digitonthophagus gazella, una especie introducida, no nativa.

 

Macroinvertebrados acuáticos

En el río Bita se registraron 26 familias de macroinvertebrados siendo las más abundantes Guerridae, Notonectidae, Palaemonidae y Libellulidae. Son muy importantes por ser la base de las cadenas alimentarias que se presentan en estos humedales.

 

Peces

Se registraron 180 especies de peces, de las cuales 70 son nuevos registros para la cuenca, 22 son especies migratorias, seis especies se encuentran categorizadas en distintos grados de amenaza. Además se registraron 98 especies con valor ornamental y 24 de consumo.

Anfibios

Se registran 14 especies, todas del orden Anura (ranas y sapos).

Reptiles

25 especies diferentes se registran en el Bita. Se encontraron ocho especies de tortugas y dos especies de cocodrilos de la familia Alligatoridae: Paleosuchus trigonatus y Caiman crocodilus. La expedición identificó además siete serpientes, entre estas dos acuáticas la Anaconda (Eunectes murinus) y la coral de agua (Helicops angulatu).

Aves

En el Bita se registraron 169 especies. La cantidad de especies de loras y guacamayas así como de rapaces observadas en esta zona puede ser un indicador del buen estado del ecosistema.

Mamíferos

Se registran 36 especies, siendo los murciélagos los que mayor número de especies presenta (9 spp., 25%), seguida por los cánidos (8 spp. – 22,2%) y roedores (7 spp. – 19,4%). Esta riqueza de especies representa alrededor del 7% de la fauna nacional. Se resaltan la presencia de especies amenazadas como el Oso hormiguero (Myrmecophaga tridactyla), la nutria neotropical (Lontra longicaudis), el delfín rosado (Inia geoffrensis), el tigrillo (Leopardus pardalis), el puma (Puma concolor), el lobo de río (Pteronura brasiliensis) y la danta (Tapirus terrestris).

 

 

Fuente: WWF Colombia.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here