El viche, la bebida ancestral afrocolombiana como Patrimonio Cultural Nacional

La bebida alcohólica viche, tradicional del pacífico colombiano de departamentos como el Chocó, Valle del Cauca, Cauca y Nariño, ha sido avalada por el Consejo Nacional de Patrimonio (CNPC), para ser incluida en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial del país.

0
360
Foto por: La Palabra - https://bit.ly/2ndcTfq

El viche o biche, nombre que proviene de la lengua Bantúes del oriente-centro africano y cuyo significado es verde o crudo, es una de las bebidas que en conjunto con el Arrechón, el Curao y el Tumbacatre, representan la tradición del litoral pacífico. El destilado que se obtiene gracias a la transformación de la caña de azúcar se utiliza en general para el uso medicinal.

Habitualmente se utiliza para curar y prevenir enfermedades como los cólicos y problemas con la matriz, sin embargo el uso puede variar desde tratos de picaduras de serpientes, potencializador sexual, hasta ritos espirituales, además de toda la trascendida histórica y la importancia cultural que tiene para la región, así lo afirma Lucía Solís, productora de viche: “Esta bebida tiene más de 300 años y ha estado siempre en las generaciones. El biche es naturaleza, es vida y muerte”.

Le puede interesar: Al son de chirimía se realizan las Fiestas de San Pacho en el Chocó

El colectivo ‘Destila Patrimonio’, que está conformado por productores, comercializadores, miembros de consejos comunitarios, universidades, transformadores, y organizaciones dedicadas al Biche/Viche, fue el encargado de presentar al CNPC la respectiva postulación, queriendo así proteger y garantizar la permanecía del producto como Patrimonio Cultural Nacional propio del pueblo negro en el Pacífico.

La manifestación titulada ‘Saberes y tradiciones asociados al Viche/Biche del Pacífico’, que se presentó este miércoles 25 de septiembre, tendrá que esperar al menos un año, dado que el siguiente paso es la elaboración del Plan Especial de Salvaguardia (PES), para presentar nuevamente ante el Consejo y buscar el reconocimiento oficial como patrimonio nacional.

Por: Jeisson Beltrán Valderrama. Periodista.
Editor: 
Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here