Emisoras comunitarias, el medio de comunicación de los campesinos

Colombia cuenta con más de 1500 emisoras comunitarias orientadas a generar espacios de expresión, formación académica, comunicación, cultura y debate para las comunidades.

0
927
Foto: ACPO

El ser humano, en su afán de construir, innovar y de crear ha ido perfeccionando, aquellas cosas o instrumentos que en el transcurso de la vida han hecho parte de su desarrollo, como sucedió con la radio. De ahí, el reconocimiento que tiene la labor de pedagogía que se desarrolló en su momento con Radio Sutatenza y las Escuelas Radiofónicas de Colombia, hoy convertidas en las Escuelas Digitales Campesinas – EDC.

Su creador, Monseñor José Joaquín Salcedo, nunca imaginó que su proyecto  de educar a los campesinos llegaría a tener más de 4 millones de beneficiarios. Miles de historias de superación pueden ser contadas por aquellos que aprendieron a leer a través de este medio, pero también los muros del centro de estudios de ACPO en Sutatenza, Boyacá.

Radio Sutatenza cumplió con los objetivos de comunicación. Las emisoras comunitarias hacen presencia en todo el territorio colombiano y se encargan de llevar mensajes de cambio, paz, liderazgo y emprendimiento a muchas personas del territorio nacional.

Más acerca de Radio Sutatenza

El proyecto nace en 1947 en Sutatenza, un pueblo ubicado en el departamento de Boyacá.  Acción Cultural Popular ACPO lideró su gestión hasta 1994, que en la actualidad, promueve el desarrollo rural y el bienestar de los habitantes rurales a través de la educación para su plena inclusión social y económica.

Los programas de formación para campesinos se llevaron hasta los centros de formación en Sutatenza hasta 1994. El proyecto de radiodifusión tuvo como objetivo la educación informal a campesinos, bajo una filosofía entendía como desarrollo integral para su propio bienestar. (Le puede interesar: El documental que retrata el legado de Radio Sutatenza)

En la escuela radiofónica no se limitaba al discurso de un profesor, el método de aprendizaje se apoyaba por cartillas diseñadas para ser seguidas por el público. Asimismo, la participación de 25.000 líderes campesinos (entre hombres y mujeres) voluntarios preparados en los institutos.  También, fue esencial la colaboración de personas con un poco más de formación.

Hoy permanece vigente la labor de ACPO frente a la educación de los campesinos, pero ahora se vale de la internet para llevar diversos conocimientos al campo colombiano. De ahí que en el municipio de Dagua, en el Valle del Cauca, avance la iniciativa ‘Mi proyecto de vida en el campo’, con la cual se busca que 180 jóvenes obtengan herramientas de orientación vocacional, con el  fin de incentivar la formación y el arraigo al campo.

Por: Diana García. Facilitadora Cali ACPO, Valle del Cauca.
Editor: Andrés Neira. Periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here