El campo colombiano es el mayor generador de empleo en el país

“El agro se consolidó como el generador de empleo a nivel nacional con 199.000 nuevos trabajos en el primer trimestre de 2018”, celebró Juan Guillermo Zuluaga, Ministro de Agricultura.

0
1200

En medio de las dificultades que vive diariamente el campesinado en Colombia, desde el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural se celebró que para el primer trimestre del 2018, “el agro se consolidó como el generador de empleo a nivel nacional con 199.000 nuevos”, asegura Juan Guillermo Zuluaga, ministro de esa cartera.

Es así como se evidencia que el campo colombiano es el motor de la economía colombiana y por ello las comunidades de todo el país exigen mayor inversión y educación para los habitantes rurales, teniendo en cuenta que son ellos y ellas quienes, por ejemplo en el 2012, de acuerdo con el Departamento Nacional de Planeación (DANE), fueron quienes llevaron a los municipios y a las grandes ciudades del país el 70% de la comida producida.

“El sector agropecuario sigue siendo el motor de la economía nacional, las cifras lo demuestran. Esta es la gran vocación de nuestro país”, destaca el ministro. Una afirmación en contraposición a quienes señalan que el sector minero-energético debe ser parte esencial del modelo económico de Colombia, dejando de lado a los habitantes rurales.

El campo fue el mayor generador de empleo

Según el informe de mercado laboral del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) la rama de agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca fue la de mayor crecimiento en generación de empleo con una variación de 5,6%, lo cual la posiciona como la de más creación de puestos de trabajo. En segundo lugar está otras ramas con 2,1% y la industria manufacturera con 1,2%.

Lo anterior significa que en el campo colombiano existen 4,7 millones de personas con trabajo, “los cuales trabajan por el renacer del campo, por aumentar la productividad y buscar mercados a nivel nacional e internacional”, expresa el Ministro Zuluaga.

Por: Mónica Lozano. Periodista- Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here