En Miravalle, San Vicente del Caguán, las mujeres dejan huellas de liderazgo

Las mujeres reincorporadas y de la comunidad se han encontrado en un mismo escenario de formación que les ha permitido comprender de manera significativa su realidad rural, todo gracias al proyecto MIA.

0
206
Por: Anyela Patricia Cardozo. Facilitadora proyecto MIA en Caquetá.

Miravalle es una vereda ubicada en el Municipio de San Vicente del Caguán que hace parte de la zona de reserva campesina de la región del Pato y Valle de Balsillas. Este sector se ha caracterizado por ser un territorio donde se ha vivido el conflicto económico, político y social por varios años. La comunidad rural se vio afectada por este fenómeno; No obstante, la historia de este territorio ha venido cambiando a raíz de la firma de los Acuerdos de Paz donde el proceso ha generado espacios de integración y desarrollo local del territorio.

Gracias a la firma del Acuerdo de paz varios países del mundo han hecho su aporte para el desarrollo local de los territorios en nuestro país. Uno de los mayores aliados para la implementación de los Acuerdos, ha sido La Unión Europea que ha ratificado su compromiso incondicional para aportar a la sostenibilidad de este proceso, a través de Acción Cultural Popular – ACPO, cuya trayectoria ha sido un ejemplo de desarrollo social en los lugares más apartados del país.

San Vicente del Caguán no es la excepción, por eso ha contado con las autoridades religiosas que han mantenido su compromiso por un territorio que ha sido estigmatizado. La Diócesis de San Vicente siempre presta a mediar en las acciones que conduzcan a la construcción de la paz.

Por consiguiente, el Proyecto MIA ha sido un eje fundamental para fortalecer el tejido social y aportar al desarrollo del enfoque de género en la medida en que a través de la formación de Escuelas Digitales Campesinas, las mujeres reincorporadas y de la comunidad se han encontrado en un mismo escenario de formación, que les ha permitido comprender de manera significativa su realidad rural y la forma como la resignifican, su proyecto de vida,  así como el desarrollo de capacidades y habilidades que les han dado la pauta de un mayor nivel de conocimiento, empoderamiento y resignificación de su proyecto de vida.

Por esto, las mujeres hoy se integran y se evidencia su compromiso para dar continuidad al desarrollo del territorio  desde una perspectiva con enfoque de género.

El proyecto MIA “Mujer Mestiza, Indígena y Afrodescendiente”, Proyecto de Desarrollo para la Mujer en proceso de Reincorporación,  es financiado por el Fondo Europeo para la Paz de la Unión Europea e implementado por Acción Cultural Popular – ACPO, la Diócesis de San Vicente del Caguán y la Registraduría Nacional del Estado Civil.

MIA está destinado para mujeres que han dicho no a la guerra, y hoy, desean trabajar por el bienestar de sus familias y  comunidades; pero también, para mujeres campesinas y medios de comunicación comunitarios que fueron afectados fuertemente por el conflicto armado en Colombia.

Por: Anyela Patricia Cardozo. Facilitadora proyecto MIA en Caquetá.

Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here