Energía solar le cambia la vida a 24 familias campesinas de Sevilla, Valle del Cauca

La CVC y la Universidad de Caldas ejecutaron el convenio, que también benefició a una Institución educativa, con la que se realizó transferencia de tecnologías sostenibles para la generación de energía en las veredas Miraflores y El Tibi, en zona alta de la cuenca del río Bugalagrande, Valle.

0
654
Foto: CVC

Para 24 familias de la zona rural de Sevilla se acabó la iluminación con velas, la desconexión de la vida moderna y lo peor, la extracción de madera para obtener leña que afectaba el bosque, todo, gracias a la entrega de sistemas solares fotovoltaicos por parte de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC) y la Universidad de Caldas.

Estos campesinos de las veredas Miraflores y El Tibi, en zona alta de la cuenca del río Bugalagrande, pasan por grandes problemas de seguridad alimentaria por lo que se veían obligados a sobreexplotar el recurso bosque amenazando la oferta ambiental en esta zona.

Por tal razón, la CVC y la Universidad de Caldas ejecutaron un proyecto enfocado al uso de energía solar fotovoltaica (paneles solares). Se trata de una tecnología que cada vez ha tenido mayor acogida por ser considerada limpia, sostenible y libre de emisiones tóxicas tales como gases de efecto invernadero.

Así se ejecutó el proyecto

El convenio se dividió en dos ejes fundamentales, primero, la instalación de los sistemas de energía fotovoltaica y como segundo eje, la educación ambiental a través de capacitaciones para el fortalecimiento organizacional de la comunidad, para la operación y administración de los sistemas de energía.

En total se instalaron 25 sistemas solares fotovoltaicos de 270 vatios, uno para una institución educativa y 24 para familias distribuidas, 17 en la vereda Miraflores y  ocho en la vereda El Tibi. (Le puede interesar: Boyacá es potencia para generar energías limpias)

“Estamos muy agradecidos con la CVC porque nos ha orientado cómo podemos conservar el medio ambiente y la fauna asociada en esta zona de bosque de la cuenca del río Bugalagrande. Además, con la instalación de los paneles solares, hemos mejorado nuestra calidad de vida,  pues antes, todo era a la luz de una vela, y ya con esta tecnología podemos realizar cosas básicas como tener radio o cargar el celular”, dice Reinaldo Bautista propietario de la finca Combeima de la vereda Miraflores, beneficiario del convenio.

Los habitantes de la zona son los encargados de la conservación, protección y cuidado de los ecosistemas y reservas allí presentes. Con este proyecto se mejoran sus condiciones de vida y se cubren necesidades como la energía eléctrica y se les facilita el cuidado y buen aprovechamiento de los recursos naturales en los ecosistemas presentes: páramo, bosque andino y subxerofítico. (Le puede interesar: Colombia busca avanzar hacia energías limpias)

Por: Jeniffer Polanía Rincón. Periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here