Enlaces Educativos, un camino hacia el fortalecimiento académico

Se trata de un proyecto enfocado en la construcción de cartillas con 7 áreas de aprendizaje, cuyos contenidos se adaptan a las necesidades de cada territorio. Esto, gracias a la cocreación con los maestros rurales, apuntando a facilitar y mejorar los procesos de preparación, enseñanza y evaluación.

0
686
Foto por : Enseña por Colombia - https://cutt.ly/AncZgm2

La llegada del COVID – 19 evidenció la gran brecha de desigualdad que hay entre lo urbano y lo rural en materia de educación, pues la pandemia obligó a todas las instituciones y organizaciones públicas o privadas que trabajan en el sector educativo a trasladar la enseñanza a la virtualidad. Esto implicó en algunos casos la desconexión total entre maestros y estudiantes rurales. 

De acuerdo con el informe de Educación Formal del Departamento Administrativo Nacional de Estadística – DANE, sólo el 20% de los hogares rurales tienen acceso a internet, una cifra desalentadora teniendo en cuenta que cerca de 11 millones de personas viven en el campo colombiano.  

Le puede interesar: Día Internacional de la Educación, panorama colombiano

Entendiendo esta situación, Jenny Grillo, comunicadora social con maestría en Evaluación de la Educación; Lorena López, abogada especializada en consultoría de Educación Rural; y Stefanie Tschampel, economista; sumaron esfuerzos para dar vida al proyecto Enlaces Educativos. Una iniciativa que busca conectar a los docentes con sus estudiantes a través de recursos que no dependen de la virtualidad, especialmente en el departamento de Urabá. 

Enlaces Educativos nace de la necesidad de entender lo que estaban viviendo los maestros en Colombia cuando empezó la pandemia, nos unimos para entender esa dinámica en el Urabá antioqueño. Entonces entendimos que, ellos estaban haciendo un esfuerzo enorme para planear, evaluar, hacer seguimiento a sus estudiantes y conectarlos de alguna manera”, afirmó Jenny Grillo al recordar los inicios del proyecto.

A partir de aquí, se dieron a la tarea de buscar aliados que les ayudarán a desarrollar este valioso proyecto, encontrando apoyo en la Universidad de los Andes con Atarraya, la Fundación Isaías Duarte Cancino, la Fundación Adiuvo, Pasos para Enseñar, Enseña por Colombia y más de 60 voluntarios.

¿Cómo se desarrolla Enlaces Educativos?

Mediante reuniones con docentes y rectores de las comunidades del Urabá identificaron que, la falta de conectividad implicaba un exceso de trabajo para el maestro y que los docentes no podían realizar una retroalimentación para evaluar el aprendizaje. Por eso, Enlaces Educativos cocreó unas cartillas pedagógicas que se adaptan a los contextos de las zonas rurales y están divididas en siete materias: inglés, matemáticas, sociales con educación física, artes, tecnología, ciencias naturales y lenguaje. 

Nosotras no hacemos un material sin que pase por la opinión de un maestro o una maestra de nuestra zona rural, porque es muy importante entender los contextos de las ruralidades colombianas, que no son todas iguales”, resaltó Lorena López.

Este material está diseñado para que estudiantes de sexto a noveno grado puedan aprender de manera autónoma, y lo que lo hace especial es que dignifica la labor de los maestros rurales incluyéndolos activamente en el proceso de creación.  Además,  prioriza las necesidades de los estudiantes.

Así estas tres mujeres, lograron imprimir guías para que 11 maestros del Urabá siguieran desarrollando su indispensable labor de enseñar a cerca de 250 estudiantes en el año 2020. Pero además, habilitaron el material en una plataforma digital de manera pública y gratuita que llegó a 108 descargas y se estima que favoreció a cerca de 23.000 niños y niñas de todo el territorio nacional.

Respecto a este logro, la comunicadora Jenny detalló que las expectativas de este 2021 son evaluar el alcance de Enlaces Educativos para seguir mejorando sus procesos en pro de la educación. “Ahora nuestra pregunta es, qué tanto impacto tuvo esa descarga en esa comunidad, porque en todos los departamentos a nivel nacional tenemos al menos una descarga. El objetivo es evaluar el acceso, la calidad, la pertinencia, la forma en que se descargaba y la intención”, enfatizó al destacar los éxitos del proyecto

Al ser un emprendimiento social tienen el reto de lograr sostenibilidad económica, que les permita poder imprimir el material y reconocer el trabajo de sus voluntarios. “Darle el valor que merece, tanto en lo emocional como en los salarios. Que el material llegue a las comunidades lo disfruten, pero también que sea beneficioso para el cuerpo del recurso humano que está detrás de esto, que le mete todo el alma y corazón, porque sin ellos esto no sería posible”, aseguró Lorena conmovida.

A pesar de esto, cerca de 200 personas se presentaron a las convocatorias de voluntariado para hacer parte de este proyecto, lo que les da un aliento de esperanza que les reafirma la convicción de que la educación tiene un poder transformador y que es el camino para el desarrollo de nuestro campo colombiano. Por eso, seguirán trabajando desde el amor, la empatía y la vocación para llegar a más comunidades. 




Por: Ivania Alejandra Aroca Gaona. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here