Enseñar, santificar y servir, la valiosa labor de dos obispos colombianos

El Vaticano recibió la renuncia de Monseñor Castro quien se desempeñó como Arzobispo de Tunja desde el año 1998. Su sucesor, Monseñor Gabriel Ángel Villa Vahos recibirá la posesión canónica el próximo 21 de marzo de 2020.

0
409
Foto por: http://bit.ly/2Sh5Dfr

Monseñor Luis Augusto Castro, un artesano de la paz

“Lo mejor que me haya podido acontecer en la vida es que el Señor me haya llamado a ser Sacerdote”, así es como Monseñor Castro se refiere a uno de los mejores momentos de su vida. Su ordenación sacerdotal ocurrió en Roma mientras terminaba su carrera de Teología. Regresó a Colombia y aquí empezó su larga trayectoria como un auténtico artesano de la paz.

En San Vicente del Caguán, Caquetá, y Puerto Leguízamo, Putumayo, inició su trabajo como párroco y ser humano comprometido con la paz de Colombia, labor que adelantó a lo largo de 13 años. En adelante fue nombrado Arzobispo de Tunja, servicio que desempeñó durante 22 años. Más adelante estuvo al frente de la Conferencia Episcopal de Colombia como Presidente.

Desde luego, son varios territorios colombianos los que presenciaron el compromiso de Monseñor Castro con las comunidades más necesitadas. Su trabajo en doble vía, evangelizador y comunitario, ha resaltado y hoy es motivo de agradecimiento para la Arquidiócesis de Tunja, su casa, y también para las parroquias e instituciones que compartieron su trabajo.

Hoy, el Vaticano aceptó la renuncia de Monseñor Castro, quien se retira por motivos de salud. De manera que, Tunja recibe en su Arquidiócesis a Monseñor Gabriel Ángel Villa Vahos, sucesor de Monseñor Castro.

Le puede interesar: Ecología integral, la gran reflexión del episcopado colombiano

Monseñor Gabriel Ángel Villa, una vida de servicio y compromiso

Para Monseñor Villa su llegada a la Diócesis de Ocaña ocurrió como un “sol de mediodía”, pues ocurrió a los 25 años de su ministerio sacerdotal. Desde entonces, ha liderado una labor evangelizadora integral, como él mismo la denomina, pues su compromiso está en enseñar santificar y servir.

Su larga trayectoria evangelizadora la ha desempeñado en la Diócesis de Santa Rosa de Osos, así como en la Conferencia Episcopal de Colombia, donde se desempeñó como Director del Departamento para los Ministerios Jerárquicos.

Durante casi seis años acompañó la Diócesis de Ocaña, anunciando el Evangelio de Dios. Ahora, se traslada a la Arquidiócesis de Tunja, en la que recibirá la posesión canónica el próximo 21 de marzo.

La valiosa labor de dos obispos colombianos

La entrega de Monseñor Castro y Monseñor Villa es hoy motivo de orgullo para la Iglesia y toda Colombia; por eso, desde Acción Cultural Popular – ACPO y el Periódico El Campesino, extendemos nuestro agradecimiento con su labor y deseamos éxitos en sus nuevos rumbos.

Por: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here