Escuelas Digitales Campesinas inician tercer curso con jóvenes caqueteños

En el marco del proyecto Pescado para el Desarrollo en el departamento del Caquetá, jóvenes rurales se siguen preparando gracias a las Escuelas Digitales Campesinas - EDC para obtener herramientas que fortalezcan sus emprendimientos y comunidades.

0
87
Foto por: Fanery Cabrera Ramírez

En el mes de febrero se dio inicio a la entrega de la cartilla de “Liderazgo en la Comunidad Rural”, la cual les brindará herramientas a los jóvenes rurales para guiar procesos de transformación positivos en sus comunidades. Pero, es importante mencionar que ellos reconocerán las riquezas y oportunidades que tienen en su territorio. 

A pesar de los inconvenientes que se han presentado por la virtualidad, estas cartillas vienen con una temática muy sencilla y didáctica que permite que el estudiante pueda entender los conceptos y propósitos del curso. Una vez terminada cada actividad, envían sus evidencias por whatsapp cuando ellos o sus padres llegan a un punto con conexión. 

¿En qué consiste el proyecto?

Pescado para el Desarrollo, es un proyecto financiado por Caritas Noruega, a través de Cáritas Colombia y Pastoral Social de la Iglesia Católica, el cual se ejecuta en el Departamento del Caquetá al sur de Colombia, tiene vinculada a 8 Instituciones Educativas Rurales, donde se les brinda la oportunidad a jóvenes  de los grados 9° a 11° a formarse en el área técnica de la piscicultura para fortalecer la economía de la región.

¿Qué instituciones se suman al proyecto y qué papel juega ACPO y EDC?

Buscando que el proyecto sea integral se aliaron tres grandes y reconocidas instituciones en Colombia como son El SENA (Servicio Nacional de Aprendizaje), ACUICA (La Asociación de Acuicultores del Caquetá) y ACPO (Acción Cultural Popular). 

ACPO, se sumó a este proyecto para complementar la formación de los futuros Técnicos en el área personal, en emprendimientos, liderazgo rural, logrando crear conciencia que la formación del ser humano debe ser integral relacionada con el desarrollo de actitudes y valores que impacten el crecimiento personal y social de cada uno.

Además, se busca que cada joven sepa reconocer las emociones de los demás, que sean tolerantes y traten de comprender su forma de actuar en función de sus circunstancias. Así mismo, que adquieran estrategias de comunicación basadas en la convivencia, la paz y en el liderazgo, para aplicar en su comunidad, y por supuesto, en toda idea de negocio que desarrollen. 

¿Qué dificultades se han presentado en este 2021?

Una de las mayores dificultades ha sido la mala conectividad con la que cuentan los jóvenes rurales pues sus hogares se encuentran muy distanciados de los centros poblados, otra ha sido la deserción escolar, y una tercera, y no menos importante, ha sido la falta de seguridad en el momento de ingresar a los territorios. 

Pero, cabe resaltar que gracias a la disposición de la mayoría de los estudiantes y el acompañamiento de maestros, directores y los facilitadores se ha podido dar cumplimiento con las actividades programadas en el plan de trabajo del proyecto Pescado para el Desarrollo. 

Por: Fanery Cabrera. Facilitadora  del proyecto Pescado para el Desarrollo.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here