Estudiantes se ‘rajan’ en temas de conflicto

0
898
image003
Foto: Agencia Unal

Los estudiantes de 10º y 11º no están familiarizados con la configuración del conflicto armado y su percepción de este la construyen a partir de lo que ven en los medios de comunicación.

El preocupante panorama fue descrito por un grupo de investigación liderado por el doctor Ariel Sánchez, profesor en la Maestría en Antropología de la Universidad Nacional. El trabajo investigativo revela que los estudiantes de secundaria de los colegios colombianos saben muy poco acerca del conflicto y la violencia en el país.

La conclusión llegó tras un recorrido por 50 planteles educativos. Allí encontraron que las políticas educativas no han logrado articular los lineamientos básicos sobre la historia y configuración de los enfrentamientos armados en el país. La investigación encontró que si bien es cierto que existen iniciativas particulares para enseñar sobre conflicto y paz, hay una falta de información sobre ellas en las instituciones. Entonces, los estudiantes no conocen el trabajo de museos, clases y espacios de tiempo dedicados a actividades culturales que invitan a realizar ejercicios de memoria.

A través del análisis de la postura de los directivos, profesores y estudiantes, así como el contenido de los textos escolares, el acceso a información mediática y otro tipo de contenidos, se reconoció que el conocimiento acerca de la violencia tiene un carácter local. Los estudiantes involucrados en el conflicto conocen lo que pasó específicamente en su región, mientras que aquellos que nunca han sido víctimas directas relatan el conflicto a partir de la información que imparten los medios de comunicación.

La diversidad de los colegios visitados permitió hacer comparaciones entre entidades públicas y privadas, rurales y urbanas, víctimas y no víctimas. A partir de esto se encontró que no hay una visión amplia que logre recopilar la información oficial y no oficial sobre la historia del conflicto.

En las entrevistas, a los estudiantes se les preguntó qué opinaban sobre del proceso de paz, y las respuestas dadas son polarizadas y diversas. Sin embargo, se encontró una alta tendencia de apoyo al proceso en aquellas zonas que han sido atacadas violentamente, mientras que los alumnos que habitan zonas alejadas de la guerra desconocen y desaprueban los acuerdos para el fin del conflicto.

Por esto, los resultados cuestionan la cátedra de paz del Ministerio de Educación. Esta permite escoger solo dos temáticas entre 12 enfoques para discutir sobre conflicto. Esto deja por fuera mucha información. Para Sánchez, hace falta una historia que reúna los relatos locales y ponga a conversar a todos los actores frente a la paz. De esta manera, la investigación plantea la necesidad de una cátedra base que no solo haga referencia a la paz, sino a las formas en que se ha configurado el conflicto armado y las instituciones que han participado en este.

Según el profesor Sánchez, este conocimiento en los colegios es importante porque implica la posibilidad de que todos los estudiantes sean ciudadanos solidarios con los que han sido víctimas, puesto que lo que pasó concierne a todos. El proceso de paz propone intervenciones que garanticen la no repetición de esa violencia y detrás de esto está conocer lo sucedido, no como un relato único, sino como una recopilación de las distintas versiones y testimonios sobre el conflicto, construidos a partir de un ejercicio memoria.

Teniendo en cuenta el momento coyuntural por el que atraviesa el país, el profesor Ariel Sánchez concluye que es necesaria la vinculación de los jóvenes para que reconozcan lo que ha sucedido y participen en la creación de las nuevas estrategias de reconciliación.

*Con información de la Agencia de noticias Unal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here