Expedición en Bosque Galilea, descubriendo la riqueza natural del Tolima

Este bosque ubicado en el departamento del Tolima resultó ser de gran importancia en cuanto a su biodiversidad no solo para el departamento sino para el país. La expedición que llegó a zonas antes inexploradas descubrió una amplia variedad de especies de aves, peces, reptiles, anfibios y plantas.

0
191
Foto por: Cortolima

En el departamento del Tolima, ubicado en la zona central del país es posible encontrar uno de los bosques más grandes e inexplorados de Colombia. Se trata del Bosque Galilea, un ecosistema de selva húmeda que comprende cerca de las 33.000 hectáreas y que gracias a la Expedición Galilea 19.1 organizada por la Corporación Autónoma Regional del Tolima – Cortolima se pudo confirmar la inmensa e importante riqueza natural con la que cuenta este bosque.

Dicha expedición contó con el apoyo de 19 investigadores y se realizó del 31 de marzo al 04 de abril en los puntos que comprenden veredas y municipios como La Chata, Campohermoso,  Alto de Cominera y Mesas de Galilea, en la zona centro y sur oriente del departamento. El recorrido se desarrolló a partir de cinco enfoques relevantes: Botánica, Herpetos, Aves, Peces y Primates, y aunque las muestras e información recolectada deberán ser analizada debidamente, ya existen algunos resultados preliminares.

Le puede interesar: La forestería comunitaria, herramienta económica que respeta la biodiversidad

Respecto a los anfibios y reptiles, se lograron registrar 3 especies de reptiles no antes vistas,  de las cuales una cuenta con el 90% de certeza de ser una nueva especie. Se trata de un lagarto del género Anolis, caracterizado por estar generalmente perchado a los árboles. De igual manera, se encontró una especie de serpiente que hace parte de un género poco estudiado y por ende representa un interesante hallazgo para aportar al conocimiento de la misma.

En cuanto a los primates, se logró hacer avistamiento de monos churucos, monos nocturnos y monos maiceros, ante lo que Sebastián García, biólogo de la Universidad de los Andes manifestó que estos animales “representan indicadores del estado de este ecosistema, ellos son especies muy específicas que requieren que los bosques tengan alguna altura de dosel, ofertas de frutos y semillas muy específicos, de modo que su presencia nos brinda información acerca del estado de conservación de estos bosques”.

En torno a peces fue un trabajo interesante teniendo en cuenta que se investigaron zonas inexploradas. Se pudieron encontrar dos especies importantes, una ya registrada en el Alto Magdalena y otra que denominaron por el momento como una especie de “bagrecito” mientras se hace el debido estudio para determinar qué tipo de pez es. Cabe mencionar que de ser una especie aislada y asociada al bosque, se deberá iniciar un proceso de conservación no solo del pez sino de su hábitat.

Una de las especies con más resultados dentro de la expedición fueron las plantas, pues se hicieron alrededor de 120 colecciones botánicas, dentro de las que se destacaron árboles, plantas acuáticas y  flotantes. Así mismo, se encontraron 20 orquídeas de especies diferentes y de géneros propios del Amazonas; 5 especies de plantas carnivoras y un árbol que solo ha sido registrado en Boyacá en los años 30.

Finalmente en cuanto a aves, se reportaron 142 especies pertenecientes a 17 órdenes y 38 familias, que corresponden al 18% de la avifauna registrada en el Tolima. Destacando entre estas la guacharaca y la perdiz colorada, dos especies endémicas; y 7 especies bajo alguna categoría de amenaza.

Por: Karina Porras Niño. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here