Flamenco rosado decomisado en el Huila

0
1072

En la zona industrial de Palermo, Huila, fue decomisado un flamenco rosado por parte de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena CAM, el cual fue hallado en un secadero de café; al parecer, al animal lo detuvieron en ese lugar durante un tiempo considerable, porque presenta comportamientos de amansamiento debido a la convivencia con los humanos.

Flamenco
Foto: CAM

La recuperación se realizó con el apoyo de la policía gracias a la denuncia de la comunidad, que dio aviso a las autoridades ambientales al percatarse de la presencia de este ejemplar en el lugar.

Es importante tener en cuenta que los flamencos rosados son animales catalogados como vulnerables, debido al riesgo que corren por parte de los traficantes de la fauna silvestre; se encuentran en los humedales costeros del Magdalena y La Guajira, por lo general están en lagos no muy profundos de agua dulce o salada y se alimentan de algas verdes, diatomeas, insectos, moluscos y una gran variedad de protozoos.

En este momento, el flamenco se encuentra en proceso de cuarentena debido a su nivel de amansamiento; se espera que recupere pronto sus habilidades naturales para poder regresar a su habitad natural. Este ejemplar pesa 3.1 kg y presenta buenas condiciones de salud, según lo informó la CAM.

Carlos Andrés González Torres, Subdirector de Regulación y Calidad Ambiental de la CAM, aseguró que “Este tipo de ave, al igual que algunos loros y guacamayas, son atrapadas, traficadas y comercializadas por sus colores vivos y llamativos”, razón por la cual se invita a todas las personas en general a que no compren este tipo de animales silvestres.

Es importante también tener en cuenta que la convivencia de este tipo de animales con los seres humanos hace que pierdan sus habilidades naturales para subsistir en su hábitat natural y se vuelvan totalmente dependientes de las personas, lo que se convierte en un daño casi irreparable para la fauna silvestre y, por supuesto, para el ecosistema en general.

Autor: Katherine Vargas Gaitán, Periodista Editora. @KatheVargasg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here