Gelatina de pata, un conocido postre colombiano

Además de ser sabroso y preparado de forma artesanal, este postre contiene propiedades como calcio, hierro, fósforo y colágeno que contribuyen al mejoramiento de la piel, las uñas y el cabello. Conozca la receta aquí.

0
456
Foto por: Rubén Darío Toro López vía Twitter- https://cutt.ly/5kMCgYT

La Gelatina de pata, es un alimento que se elabora de forma natural y artesanal con lo que queda después de cocinar durante bastante tiempo la pata de res. Su lugar de origen es el municipio de Andalucía, Valle del Cauca y contiene ingredientes como panela, vainilla, canela y fécula de maíz.

De acuerdo con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la gelatina de pata posee calcio, hierro, fósforo y colágeno. Estas propiedades contribuyen al crecimiento y desarrollo del cuerpo, a la formación y protección de dientes y huesos, combate el envejecimiento y ayuda al mejoramiento de la piel, el cabello y las uñas.

Le puede interesar: Helado de anón silvestre, una deliciosa y exótica opción

A continuación, conozca cómo preparar este postre que se ha vuelto tradicional no solo en el Valle del Cauca, sino también en Antioquia, Cundinamarca, Boyacá y Huila. Tenga en cuenta que las cantidades de la receta pueden variar de acuerdo a las porciones que desee obtener.

Ingredientes

– Una pata de res.

– 3 astillas de canela o canela en polvo.

– Fécula de maíz o Maizena.

– Clavos de olor al gusto. 

– 1/2 taza de azúcar morena.

– 1 kilo de panela

Preparación

Comprar la pata de res ya cortada en trozos medianos es la mejor opción.

– Lavar y limpiar la pata, pasandola por el fuego para quitar o quemar las vellosidades que trae, raspar con un cuchillo retirando todo lo negro que queda y retirar el casco.

– Lavar de nuevo la pata ponerla en una olla a presión con abundante agua, de manera que los trozos queden sumergidos. Cocinar hasta que la pata esté desecha o muy blanda, posteriormente se retira del fuego y  se deja enfriar.

– Una vez este fría, retirar todo los huesos, retirar la grasa que esta encima. Licuar bien la mezcla que queda y colar el caldo para obtener el colágeno.

– Poner el caldo en una olla y añadir los clavos, la canela y el azúcar. Dejar reposando mientas se realiza a parte un melao con la panela.

– Añadir el melao al caldo reposado y revolver hasta lograr que los ingredientes se integren.

– Llevar al fuego por una hora o hasta que la mezcla tenga consistencia.

– Pasar la mezcla a un recipiente o molde para que se enfríe y espece bien.

– Preparar una superficie en la que se va a trabajar la gelatina, espolvoreando abundante maizena o fécula de maíz, según sea el caso.

– Poner la mezcla en la superficie con maizena o fécula y enrollar cuidadosamente hasta que se integre con el polvo de la superficie y se vuelva una masa.

– Estirar y encoger la masa o batir hasta que esté lo suficientemente blanca y no pierda consistencia.

– Formar un rollo largo y dejar reposar unos minutos. Cortar en tamaños medianos o según su preferencia y dejar enfriar o refigerar.

 

Por: Isabella Durán Mejía. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here