A través de una investigación realizada por estudiantes de la Universidad Nacional (UN) sede Palmira, se evaluó el potencial de esta harina de origen vegetal, con el fin de aportar con otra salida comercial al cultivo de chontaduro.

En su desarrollo, se encontró que la harina de chontaduro es una buena fuente de antioxidantes –importantes para la prevención de enfermedades crónicas como el cáncer–. Además, contiene entre 6 y 7,5 % de proteína, según un estudio de María Catalina Chaparro, de la Universidad del Valle, consultado como referente bibliográfico en la presente investigación.

Le puede interesar: Antioquia le apuesta a la agricultura tradicional de zapote y corozo

También se resaltó que este producto destaca sobre otros emulsificantes de origen vegetal, así lo afirma la estudiante Valeria Cedeño Fierro, de Ingeniería Agroindustrial de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira, quien es una de las autoras de la investigación.

El estudio es relevante porque aborda una fruta fundamental para el sustento económico de familias del Pacífico. “Muchas personas hacen tortas con esta harina sin conocer sus características. Antes de esta investigación no se habían evaluado las propiedades tecnofuncionales de tal harina, pues generalmente los estudios se centraban en el aceite del chontaduro y su rendimiento”, sostiene la estudiante.

Esta investigación contó con la dirección de Liliana Serna Cock, docente de la institución, junto con los estudiantes Juan David Ramírez Mosquera y Jhoan Sebastián Orejuela Saray, quienes también participaron en la realización del trabajo.

Por: Lina María Serna. Periodista – Editora.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here