Hongo Isaria sp., una alternativa orgánica para controlar plaga de cochinilla

Una investigación desarrollada en el Archipiélago de San Andrés evidenció que esta especie de hongo contribuye de forma eficaz a contrarrestar el avance de insectos que chupan la savia de hojas, tallos y frutos de las plantas.

0
286
Foto por: UN periódico digital.

La cochinilla Crypticerya multicicatrices es una especie de insecto chupador de savia de hojas, tallos y frutos que fue descrita por primera vez en el 2009. Un año después, fue reportada como plaga en el Archipiélago de San Andrés presentándose una afección de solo 13 especies de plantas que tenían este insecto como huésped.

Debido a que el número de especies que tenían esta plaga creció rápidamente a 90 por su condición de polífaga, es decir que se alimenta de varios organismos, su acelerada propagación se vio como algo normal. Sin embargo, a raíz de la situación, la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Caribe en conjunto con la Gobernación del Archipiélago de San Andrés, inició en 2012 monitoreos en puntos representativos de los diferentes usos del suelo tanto en las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina como en los cayos cercanos Johnny Cay, Haynes Cay y Crab Cay.

Le puede interesar: Evaluación de ecosistemas acuáticos en Archipiélago de San Andrés da primeros resultados

Estas acciones se iniciaron con el fin de evaluar el porcentaje de influencia del insecto y buscar posibles organismos que sirvieran como biocontroladores de la plaga para evitar mayores daños a los ecosistemas en un futuro. Como resultado, se logró establecer que el hongo Isaria sp. y el Coccinelido Anovia sp., tienen la capacidad de actuar como biocontroladores.

Gracias a este hallazgo, entre los años 2013 y 2014 se inició la propagación del hongo Isaria sp. en el laboratorio del Jardín Botánico de San Andrés, trabajo liderado por las profesoras Liliana Hoyos Carvajal de la UNAL Sede Medellín quien en ese momento ejercía como directora de la Clínica de Plantas de la UNAL Sede Bogotá, y Adriana Santos Martínez, actual directora de la UNAL Sede Caribe.

Una vez se tuvo más presencia del hongo Isaria sp en el territorio, el personal del Jardín Botánico de San Andrés y de la Secretaría de Agricultura y Pesca del Archipiélago, llevaron el hongo a los diferentes tipos de flora afectada por la plaga en los lugares considerados como críticos durante la fase de monitoreo.

Desde entonces se han desarrollado medidas de biocontrol y talleres de manejo y vigilancia de plagas con el fin de que los agricultores y la comunidad en general conocieran y aprendieran a manejar las plagas presentes en las islas, mediante el uso de alternativas orgánicas. El resultado favorable de estas medidas se evidenció cuando los niveles de afección a la flora descendieron hasta llegar a casi cero en el seguimiento de finales de 2017.

Aunque para el año 2019 se evidenció un alza en los niveles de influencia de la cochinilla Crypticerya multicicatrices, se registró como una actividad normal, ya que era época seca y se considera que es un periodo en el que las plagas alcanzan sus valores máximos.

Cabe resaltar que la acción oportuna del control de la plaga y su constante seguimiento generó un impacto positivo en la flora de las islas San Andrés, Providencia y Santa Catalina – Reserva de Biosfera Seaflower, ya que se logró reducir la incidencia del organismo invasor y preservar el bienestar de la flora.

Por: Isabella Durán Mejía. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here