Crisis en frontera con Venezuela: Iglesia es la mano que acoge, ayuda y fortalece

0
2245

Ser la mano que acoge, ayuda y fortalece: son las palabras del obispo de Cúcuta ante la situación que viven actualmente los venezolanos, es por ello, que como Iglesia la comunidad se ha unido para cooperar y asistir a los más necesitados.

 

Iglesia

Por Camilo Torres

 

El pasado domingo 10 de julio se calcula que aproximadamente 35 mil venezolanos pasaron a Colombia, luego de que se autorizara la apertura de la frontera común, para la compra de productos de primer necesidad y medicamentos que escasean en dicho país. El Obispo de Cúcuta, Monseñor Victor Manuel Ochoa, se unió en la asistencia a un gran número de personas; se repartieron 550 complementos alimenticios, además se distribuyeron bonos de 39 mil pesos gracias a la colaboración del Programa Mundial de Alimentos.

En  entrevista a la Conferencia Episcopal de Colombia, el obispo de Cúcuta precisó que “ellos tendrán que encontrar su camino para resolver su situaciones sociales, pero a nosotros nos corresponde, como iglesia diocesana, ser la mano que acoge, que ayuda, que fortalece”. Desde el cierre de la frontera en agosto del año pasado y la deportación masiva de colombianos de Venezuela, la Iglesia como madre ha acogido y ayudado tanto a los colombianos deportados, como a los venezolanos con ayudas materiales y espirituales.

El Arzobispo de Bogotá, monseñor Rubén Salazar Gómez, dijo sobre el paso de venezolanos a territorio colombiano del pasado domingo 10 de Julio: “Felicito y agradezco a los  colombianos que, como buenos samaritanos, ejercen la solidaridad con nuestros hermanos venezolanos”. Las palabras de monseñor Salazar van en estrecha relación con el evangelio de ese domingo, donde se recuerda el pasaje del buen samaritano, que fue herido, atracado y humillado, muchos pasaron de largo, pero solo fue un samaritano el que lo cuidó con especial predilección, proveyéndolo de todo lo necesario en su dignidad de persona.

Lo que ha hecho la Diócesis de Cúcuta ha sido seguir fielmente el Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia, mientras los venezolanos y habitantes de la zona de frontera se encuentran a la espera de una inmediata y pertinente solución. Se ha proyectado para el  jueves 4 de agosto el encuentro de cancilleres de Colombia y Venezuela  para hacer frente al tema de reapertura de la frontera y todo lo que esto implica en materia de seguridad.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here