Indigenas yukpa, los guardianes de la Serranía de Perijá

En medio de la gran Serranía de Perijá, los indígenas yukpa persisten en recuperar su territorio ancestral y el buen vivir, en la frontera colombo-venezolana.

0
133
FOTO: Esteban Vega La-Rotta. Mongabay.

El buen vivir de la comunidad Yukpa como principio de equilibrio y a su vez idea alejada del proyecto hegemónico de desarrollo, insiste en un habitar conforme a una cultura ancestral; ya que el bien general solo puede ser real si existe una armonía dentro de la comunidad y lograr el buen vivir. Los Yukpa se caracterizaban por ser nómadas, recolectores, cazadores, pescadores y agricultores, viven de lo que la naturaleza les provee.

Pese a vivir en una constante resiliencia y amenaza desde la conquista de los españoles, esta comunidad lucha de forma continua por recuperar sus territorios y no dejar de existir como pueblo indígena. Según el Censo de 2005, en el país viven aproximadamente 4.761 indígenas yukpa, repartidos en seis resguardos ubicados en los municipios de La Paz, Agustín Codazzi y Becerril en el departamento del Cesar.

Le puede interesar: Serranía del Perijá, fuente de la riqueza hídrica del Caribe colombiano

La Serranía de Perijá resguarda a gran parte de la población yukpa, aunque en realidad el aislamiento ha traído consigo grandes consecuencias para este pueblo, al no contar con tierras fértiles para sembrar, ríos descontaminados donde pescar, la quema y tala de árboles, minería ilegal, entre otros sucesos que han afectado, en especial, la nutrición en niños y mujeres embarazadas de la comunidad.

Los yukpa han tenido pequeñas victorias en su lucha por recuperar el territorio. Sin dejar de lado que la misma Constitución de 1991, reconoce el carácter diverso y multicultural del país, o por el auto 004 de 2009 de la Corte Constitucional, que determinó proteger a 36 pueblos indígenas, entre esos los yukpa.

Para Esneda Saavedra, gobernadora del Resguardo de Sokorpa, estos avances solo han quedado en el papel. “Nosotros como pueblo Yukpa sí le hemos apostado a la paz, pero a nosotros nunca nos tuvieron en cuenta”.

Hoy por hoy, el pueblo yukpa continúa preservando su cultura, tradiciones, creencias y a diario, asistir a medios de capacitación para mejorar su calidad de vida de forma colectiva y con ello, algún día llegar al completo equilibrio del buen vivir yukpa.

Por: Claudia Patricia Barón. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here