Inició la veda del cangrejo negro en Providencia, un tiempo para su protección

La veda del cangrejo negro implementada desde hace algunos años en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, es una temporada de 4 meses en la que se prohíbe la caza, el consumo, el transporte y la comercialización de esta especie como una estrategia para su conservación.

0
991
Foto por: Slow Food

El archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina conforma un departamento colombiano ubicado al oeste del mar caribe, muy reconocido por su riqueza cultural en tanto a etnias, lenguas y tradiciones ancestrales. Entre dichas tradiciones y hoy día considerada una actividad económica de las comunidades de la isla, se encuentra la caza del cangrejo negro, uno de los más apetecidos para el consumo de raizales y turistas.

No obstante, con el paso de los años esta especie se ha visto amenazada por la falta de control en la actividad de caza y porque no se estaban generando procesos de conservación de la especie. También por las dificultades que tienen durante procesos de migración y reproducción, que han llevado a que hoy sea considerada un especie vulnerable.

Le puede interesar: Ron ñeque, la bebida artesanal del Caribe colombiano

Por tal razón, CORALINA, la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina; ha implementado desde hace algunos años  la veda del cangrejo negro. Se trata de un periodo de cuatro meses en el que se prohíbe en el territorio insular la caza, procesamiento, consumo, transporte y comercialización de esta especie, que representa un símbolo de la cultura de la isla y parte importante del patrimonio raizal.

Desde el 1 de abril y hasta el 31 de julio del presente año, CORALINA con apoyo de la Armada y la Policía Nacional realizarán el cierre de la vía San Felipe y Sur Oeste, sectores en donde según los estudios realizados hay más presencia del cangrejo negro cuando van a desovar sus crías al mar. Sin embargo, el esfuerzo que se está realizando por parte de las autoridades no ha sido suficiente por la falta de personal.

Es por esto que CORALINA hace una invitación para que todos los interesados en apoyar esta labor se comuniquen con la oficina principal y participen como voluntarios en los retenes que se realizan durante la veda, todo con el propósito de proteger de la desaparición al cangrejo que durante años ha hecho parte de su historia y sus formas de vida.

Por: Karina Porras Niño. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here