Inmersión Rural, un proyecto para entender la realidad del campo colombiano

Inmersión Rural es un proyecto de la Uniagraria que busca que estudiantes y docentes vivan la cotidianidad del campo colombiano para que comprendan las necesidades de su población y de esta forma puedan generar estrategias y soluciones pertinentes.

0
821
Foto por: Uniagraria

El campo colombiano es uno de los sectores más importantes del país a nivel económico, social y cultural, sin embargo, tanto su población como sus territorios han sido vulneradas a lo largo de la historia. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO, en Colombia cerca del 47% de la población vive en la pobreza, especialmente las personas que habitan en las zonas rurales del país.

Situación que se debe en gran parte al abandono estatal que ha permitido la generación de conflictos sociales, el crecimiento de la desigualdad y la escasez de oportunidades de desarrollo. Por lo que resulta indispensable que las intervenciones que se hagan en pro del campo colombiano surjan desde una mirada integral y sean pertinentes con las necesidades de esta población.

Le puede interesar: El desafío de implementar los derechos de los campesinos en Colombia

Con el objetivo de fortalecer el papel que juega la academia en la formación de jóvenes que comprendan la importancia del campo y que desarrollen una concepción distinta del territorio nace Inmersión Rural, un proyecto de la  Fundación Universitaria Agraria de Colombia – Uniagraria que busca fomentar el desarrollo agrario y establecer vínculos fuertes entre el campesinado y la comunidad académica.

Proyecto que se viene desarrollando desde hace tres años con estudiantes de la institución, y por primera vez como un ejercicio de capacitación se llevó a cabo con 38 maestros. Docentes que durante 3 días se instalaron en 30 fincas ubicadas en los municipios de Viotá y Anolaima, Cundinamarca y Tota, Boyacá, para asumir labores cotidianas como ordeño, siembra, cosecha, entre otras.

Jeniffer Sánchez, directora del programa de Ingeniería Civil, afirmó que “fue una experiencia muy significativa, mediante la cual tuve la oportunidad de conocer la realidad rural y la pasión con la que la familia con la que compartí trabajan el campo. Ahora sé que puedo imprimir esa misma pasión en mis estudiantes, en aras de promover el desarrollo social y humano del sector rural”.

Por: Karina Porras Niño. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here