Juventud rural de Caquetá avanza con las Escuelas Digitales Campesinas

En los municipios de La Montañita, Puerto Rico y Florencia, Caquetá, los jóvenes de 3 instituciones educativas rurales se capacitan en liderazgo, medio ambiente y sociedad. Estos cursos buscan que las nuevas generaciones vean el valor y potencial que hay en el territorio.

0
273
Foto: Fanery Cabrera Ramírez.

En el marco del proyecto Pescado para el Desarrollo las Escuelas Digitales Campesinas – EDC, avanzaron en las instituciones educativas rurales Sabio Caldas en el municipio de la Montañita; Jorge Eliecer Gaitán del municipio de Puerto Rico, y El Salitre del municipio de Florencia; con seguimiento y apoyo en cada actividad.

Durante los meses de abril, mayo y lo que va transcurrido de junio, los jóvenes del proyecto se han formado con los cursos de Liderazgo en la Comunidad Rural, y Persona, Medio Ambiente y Sociedad.  Capacitaciones que se realizan a través de dos visitas mensuales a las instituciones, y seguimientos a través de la aplicación WhatsApp.

En la formación de Liderazgo en la Comunidad Rural, los jóvenes han desarrollado habilidades y están fortaleciendo su capacidad de liderazgo en sus regiones. Así mismo, comprendieron los valores y principios de un líder, las diferentes formas de liderar procesos, y las funciones generales que tiene un líder. 

Mediante las diversas actividades ellos fortalecen su competencia para determinar qué tipo de líder quieren ser, de acuerdo a las situaciones particulares de su comunidad. Además, se resaltó el papel de las mujeres en el liderazgo, empoderándose y conociendo historias de vida particulares de mujeres que sobresalieron.

Aprendieron sobre las organizaciones y los tipos de organizaciones que existen en las comunidades rurales, y sobre cómo hacer uso de estas herramientas organizacionales. Para afianzar lo aprendido, se realizaron actividades lúdicas con el propósito de que descubrieran sus capacidades. 

En la realización del curso Persona, Medio Ambiente y Sociedad, los jóvenes han desarrollado conocimientos, comprendiendo el funcionamiento de la naturaleza y la sociedad. Igualmente, se fortalecieron respecto a aspectos geográficos de la región en la que viven; identificando los recursos naturales presentes en su entorno. 

Cabe resaltar que, estas formaciones han llegado a nuestros jóvenes rurales caqueteños, gracias al apoyo de Cáritas Noruega, Cáritas Colombia, Pastoral Social y Acción cultural Popular – ACPO. Por lo que en el territorio siempre habrá agradecimiento hacia esta oportunidad. 

 

Por: Fanery Cabrera Ramírez. Facilitadora educativa del proyecto Pescado para el Desarrollo.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here