La biblioteca que conservará el legado indígena del “corazón del mundo”

En la Sierra Nevada de Santa Marta, también conocida como el corazón del mundo se encuentra el Centro de Memoria y Biblioteca de los Pueblos Indígenas, un espacio para la recuperación y conservación de las historias, saberes y cosmovisiones de aquellos que históricamente han cuidado la vida.

0
2069
Foto por: Biblioteca Nacional de Colombia - https://bit.ly/2ZLE3IV

La Sierra Nevada de Santa Marta, también conocida como el corazón del mundo es uno de los espacios más importantes a nivel ambiental, cultural y espiritual del país. Pues en sus hermosos paisajes conserva los saberes ancestrales que han mantenido casi intactos los ecosistemas que lo componen. En dicho territorio se está desarrollando uno de los proyectos más importantes para la recuperación y protección de la cultura indígena que allí habita.

Se trata del Centro de Memoria y Biblioteca de los Pueblos Indígenas de la Sierra Nevada ubicada en la comunidad de  Simonorua, territorio en el que históricamente han convivido los pueblos Arhuaco, Wiwa, Kankuamo y Kogui. Este proyecto liderado por el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia se ha convertido en la primera y más grande biblioteca de patrimonio indígena del país y es un accionar para evitar la desaparición de nuestras raíces.

Le puede interesar: Pueblo Arhuaco firma acuerdo de conservación por el Corazón del Mundo

Gracias a la tradición oral se ha mantenido latente la esencia indígena de Colombia, sin embargo, con el paso del tiempo y la llegada de la modernización muchos de los conocimientos ancestrales se han ido perdiendo. Es por esto que para fortalecer las luchas de los pueblos originarios resulta indispensable plasmar sus historias, saberes y cosmovisiones como una estrategia para salvaguardarlos del olvido.

Con dicho objetivo se pone en marcha este centro de memoria, que además pretende ser un espacio para la investigación y generación de contenidos en el que los pueblos indígenas puedan registrar y manifestar el legado que sus ancestros les han dejado, esto a través de escritos, videos y audios. Así mismo, será el escenario para la conservación de prácticas tradicionales como el tejido, el canto y la danza.

Por: Karina Porras Niño. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here