La colección de Radio Sutatenza ya está en el museo del campesino

Hasta el Museo del Campesino ubicado en Cajamarca, Tolima, llegó el material de la biblioteca de Radio Sutatenza. El propósito es que los asistentes conozcan la historia de un proyecto que marcó un hito en los medios de comunicación colombianos.

0
535
Foto: ACPO

Acción Cultural Popular – ACPO, donó al Museo del Campesino una colección de cincuenta (50) libros de la biblioteca de ACPO y Radio Sutatenza. El propósito es que el museo pueda darlos a conocer en el recorrido que ofrece a los turistas asistentes.

Además de los libros, ACPO otorgó en préstamo una edición del semanario impreso El Campesino para que también fuera exhibida en el museo, la edición corresponde a los periódicos de agosto de 1958, año en el que inició la circulación del periódico, hasta al mes de abril de 1959.

Le puede interesar: La Colombia artesanal que se exhibe en museos

Desde hoy, los asistentes al museo podrán apreciar los libros y periódicos que reposan en la sección “Medios de comunicación” del museo, material que aparece junto al teléfono y la radio, dos importantes instrumentos de comunicación actuales.

Paola Caicedo, administradora del museo, cuenta que durante el recorrido se lee un fragmento de alguna noticia del periódico a manera de ejercicio de memoria histórica, pues se trató de un semanario que circuló desde 1958 hasta 1990 por todo el territorio rural colombiano, compartiendo información por y para los campesinos.

Datos curiosos del museo

El recorrido por el museo tiene una duración aproximada de 1 hora y 30 minutos y un costo de $15.000 pesos colombianos, los cuales incluyen el disfrute de un delicioso refrigerio campesino típico.

Los dulces típicos que se ofrecen dentro del museo, se elaboran a partir de las frutas de fincas campesinas; de manera que, a través de la venta y elaboración de dulces, se dinamiza la economía de la región. Además de los dulces, el museo ofrece huevos criollos, queso campesino, tortas, arepas y subidos de maíz, productos hechos con manos campesinas de nuestro país.

Por: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here