La Colección de Sonidos Ambientales cuenta con 22 mil audios de la biodiversidad colombiana

Miles de especies animales, principalmente aves y espacios en Colombia han sido grabados para tener un registro sonoro de la biodiversidad del país por el Instituto Humboldt y gracias a nuevas colaboraciones este banco de sonidos está disponible para los interesados en consultar este valioso material.

0
381
Foto: Wypyty Blog

Gracias a la unión del Instituto Humboldt, entidad encargada de generar conocimiento sobre el estado de la biodiversidad en Colombia; el Laboratorio de Ornitología de Cornell  y la Biblioteca Macaulay – ML, el principal archivo de audio, video y fotografías de la historia natural. Hoy más de 21 mil sonidos de los territorios colombianos se encuentran disponibles en plataforma digital, en la cual puedes crear una cuenta y consultar el material proporcionado hasta el momento.

Para Orlando Acevedo, Curador de la Colección de Sonidos Ambientales – CSA, considera que esta es otra dimensión para acercarse a la biodiversidad colombiana y resguardar con estos sonidos una pequeña fracción de nuestro patrimonio natural; además, que estos ahora pueden estar abiertos a públicos nacionales e internacionales interesados en las riquezas colombianas.

“La Colección de Sonidos Ambientales (antes llamada Banco de Sonidos Animales) durante 20 años ha custodiado este acervo, pero el acceso y consulta era poco intuitivo para el público general, además, requería tiempo adicional desde el equipo de la CSA la búsqueda de una simple especie. Es por esto que dentro de la alianza con ML, apoyada por Colciencias, priorizamos la facilidad de consultar datos y sonidos de la Colección”, dice Acevedo a la opinión pública.

Le puede interesar: The Birders, el documental que hace memoria de las aves colombianas

Dentro de las grabaciones se encuentran sonidos de especies que en Colombia son difíciles de observar y únicas en su especie, como lo son: la esmeralda de chiribiquete (Chlorostilbon olivaresi); el colibrí prieto (Coeligena bonapartei); el calzadito pechiblanco (Eriocnemis aline); el colibrí de pantalón cobrizo (Eriocnemis cupreoventris); el chango de la montaña (Eriocnemis cupreoventris) y la perdiz santandereana (Odontophorus strophium).

Para acceder a esta información es necesario crear una cuenta en eBird Colombia y próximamente en la aplicación Merlin Bird ID que son de carácter gratuito. Además, dentro de eBird se encuentra el formato excel e instrucciones por si deseas contribuir a la investigación de aves y  otros sonidos de la biodiversidad colombiana e ir teniendo bases dentro del perfil de estadísticas en la plataforma.

Contactar con los sonidos es saber que hay especies animales valiosas que aún no conocemos, por esto mismo, es necesario preservar y proteger los ecosistemas que son sus hogares, son fuentes de vida.

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here