La Cumbre, Valle del Cauca recolecta 102 litros de agua con atrapanieblas

Los atrapanieblas recolectan agua de la neblina de las madrugadas y las noches. Con el modelo rectangular obtenían 33 litros cada quince días , hoy con la implementación de esta herramienta obtienen el triple de cantidad de agua.

0
596
Foto: La Voz

Los atrapanieblas nacieron como estrategia de zonas áridas con baja precipitación para obtener agua; su origen data de la inspiración que brinda la misma naturaleza, ya que a partir de las fuertes neblinas quedaba el rocío del agua en las hojas de arboles y plantas; gotas que diferentes seres vivos del ecosistema utilizan.

Una de las investigaciones del Instituto Tecnológico de Massachusetts junto a investigadores de Chile, demostraron que es posible obtener estas partículas de agua en terrenos con ecosistemas desérticos. Por esto, los atrapanieblas se han convertido en diferentes partes del país en una herramienta necesaria y eficaz para el acceso al agua.  

La herramienta ha sido utilizada en las montañas de la Cumbre, Valle del Cauca; con paneles rectangulares obtenían 33 litros de agua cada quince días; sin embargo, en el trabajo conjunto de la comunidad y un investigador de la Universidad Nacional, Sede Palmira llegaron a la conclusión que debían usar otras variables de la misma herramienta para obtener mayor cantidad de agua.

Le puede interesar: Economía y salud, garantías de los campesinos al crear su propio gas metano

Alejandro Gotera Cabal, estudiante de Ingeniería Agrícola de la Universidad Nacional, Sede Palmira explica a la Agencia de Noticias UN que “la niebla por sí sola no proporciona el agua. Es a través del viento, que la hace colisionar contra los objetos, que se puede precipitar para almacenarla en tanques. Sin embargo como el viento no es una variable constante, cuando viene en dirección paralela a la disposición de la polisombra se reduce la captura”

Gotera afirma que debido a las distintas direcciones que viaja el viento, la pared de polisombra rectangular no es eficaz al 100%. Se enfocó entonces a reconocer las variables del viento y modelos geométricos para mejorar los atrapanieblas; de esta manera, contribuir con la comunidad de la vereda Las Granjas en el municipio, población que llegó al territorio en consecuencia del conflicto armado.

Esta comunidad recolectaba agua de lluvia a través de canaletas de zinc, pero el paso por este medio daba como resultado agua contaminada que luego era usada para sus cultivos que en su mayoría son de piña; aun así, la lluvia no es constante y no cuentan con el agua suficiente para regar sus cultivos. 

Las características ideales de acuerdo al estudio del investigador Gotera para un atrapaniebla eficiente son las siguientes:  estar a 1.600 msnm, con buen nivel de viento y humedad; la densidad de poros debe ser del 50%, si se supera este porcentaje el viento pasa derecho y no se obtiene el agua; y si es menor, el viento rebota y no ocurre el proceso de obtención de agua. La estructura debe ser triangular para captar el viento en diferentes direcciones.

Foto: Agencia de Noticias UN

“Trabajamos con el objetivo de promover el sistema de recolección de agua de niebla en la comunidad para el uso en actividades diarias y para riego en una huerta comunitaria de media hectárea. La Pastoral Social de Cali, que también trabaja en el proyecto, encontró que el agua que obtuvimos es potable”, concluyó el estudiante.

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here