La democracia en ambientes escolares es un asunto de todos

La democracia es un asunto de todos, pues a través de la participación ciudadana podemos contribuir al fortalecimiento de la democracia, a la defensa de los Derechos Humanos y a la sana y pacífica convivencia.

0
208
Foto por: Paula Mondragón. Facilitadora de ACPO en Garagoa, Boyacá.

Gracias a nuestro proyecto Fortalecimiento en Valores Cívicos y Democráticos, hemos trabajado con estudiantes de diferentes instituciones educativas a nivel nacional, temas fundamentales para construir un mejor un país como la participación democrática y su impacto en la comunidad.

Este proyecto es financiado por la Embajada de Bélgica e implementado por la Registraduría Nacional del Estado Civil, el Centro de Estudios en Democracia y Asuntos Electorales y Acción Cultural Popular – ACPO.

Durante el desarrollo de nuestro proyecto, buscamos interacción, opinión y participación por parte de los estudiantes; muchas veces nos encontramos con grupos donde no participan y no nos dan a conocer su punto de vista acerca del tema trabajado. Y entonces ¿Por qué no participamos? Si aún contamos con nuestro derecho democrático, el de la participación.

Le puede interesar: La democracia rural tocó las puertas de la Cárcel de Garagoa, Boyacá

Muchos de ellos responden que por pena o miedo no lo hacen, que a veces no saben bien del tema y prefieren no ser el centro de burla. De esta manera reflexionamos sobre las acciones que nosotros mismos estamos haciendo que impiden que haya una democracia.

Los derechos humanos deben constituirse en una práctica diaria, no solo de los gobernantes que tienen la responsabilidad de velar por los Derechos Humanos en los gobernados; si no que, con nuestra participación, contribuimos también a que la sana convivencia, la paz y la democracia aumenten su poder.

Durante los encuentros y conociendo la situación actual del país próximo a las elecciones, preguntamos a los estudiantes si conocen las propuestas de los candidatos. En su mayoría no saben quiénes son los aspirantes, qué propuestas tienen o cuáles son sus reconocimientos.

Aquí como facilitadores recapacitamos sobre la importancia de estar informados como característica principal de un buen ciudadano, pues muchas veces los jóvenes no ven la importancia de este momento electoral “quizás porque muchos de ellos aún no pueden votar”, pero la invitación que hacemos por medio de nuestro proyecto Valores Cívicos y Democráticos, es que aportemos a la sana convivencia, pues aunque ellos no pueden ir a las urnas a marcar el tarjetón, sí pueden ser los portavoces para ayudar a mamá y papá a tomar una decisión responsable y un voto consiente.

La democracia es un asunto de todos y como estudiantes reconocen que los mecanismos de participación ciudadana contribuyen al fortalecimiento de la democracia, a la defensa de los Derechos Humanos y a la sana y pacífica convivencia.

Por: Paula Mondragón. Facilitadora en Garagoa, Boyacá. 
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here