La horticultura, un conjunto de saberes para la producción de hortalizas

En Colombia la horticultura ocupa un 4,2% del total de áreas sembradas en el país, es una actividad agrícola que reúne conocimientos, técnicas y estrategias para la producción de hortalizas. También, se desarrolla en las zonas urbanas en huertas comunitarias o de terraza como una apuesta a la autosostenibilidad.

0
202
Foto por: NNC - https://bit.ly/2JakHHs

La horticultura es una disciplina agrícola enfocada en la producción de hortalizas para el consumo del hombre, se trata de un conjunto de conocimientos, técnicas y estrategias que trabajan por el correcto desarrollo de las huertas. Esta actividad se nutre de saberes sobre botánica, genética, química y otras ciencias, además, cabe resaltar que en estos espacios trabajan tanto trabajadores rurales como ingenieros agrícolas. 

Según el Censo Nacional Agropecuario 2014, en Colombia los cultivos de hortalizas ocupan el 4,2% del total de área sembrada en el país, siendo la acelga, el ají, la alcachofa, la berenjena, el brócoli, el cilantro, el coliflor, el espárrago, la espinaca, la lechuga y la zanahoria las hortalizas más cultivadas.

Le puede interesar: Huertas urbanas, recuperando los saberes del campo

Actualmente, la horticultura se ha traslado a las zonas urbanas del país como una opción de autosostenibilidad de distintas comunidades, ya sea en huertas comunitarias o huertas de terraza, en las que se siembra principalmente la lechuga, el repollo, el cilantro y la espinaca. Sin embargo, cabe mencionar que este tipo de plantas son altamente delicadas y suelen verse muy afectadas en temporadas de lluvia.

Esto en tanto se inundan los terrenos y disminuye el oxígeno en el suelo, causando un ambiente conveniente para microorganismos que le causan a las plantas una amplia diversidad de enfermedades, ya sea por hongos, bacterias o plagas. Es por esta razón que resulta de gran importancia fortalecer los conocimientos sobre esta disciplina, las buenas prácticas hortícolas y las formas de control y prevención de dichas enfermedades.

Así mismo, es ideal investigar sobre las formas ancestrales de cultivo hortícola para que esta actividad sea desarrollada desde la sostenibilidad, pues teniendo en cuenta los efectos del cambio climático, se debe garantizar un uso adecuado del recurso hídrico y de igual manera, la no afectación de la tierra y el aire con plaguicidas y fertilizantes que contengan químicos.

Por: Karina Porras Niño. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here