La palma de Canangucha, un tesoro oculto en el Caquetá

La canangucha es una especie de palmera que ofrece frutos que son alimento para animales y el ser humano; es hogar de distintas aves, cuenta con propiedades beneficiosas en vitaminas y ha sido considerada por comunidades indígenas del amazonas como árbol de vida.

0
2394
Foto: Scoopnest - https://bit.ly/2XPHf8j

Hoy hablaremos un poco del Cananguchal o Moricha – Mauritia flexuosa, una palma que alcanza los 35 metros de altura y cuenta con un diámetro que varía entre 30 y 60 centímetros. Se caracteriza por tener hojas grandes en forma de abanico y ser el habitad de especies de aves importantes para los ecosistemas.

La agrupación de estas palmeras se les conoce como cananguchales y se encuentran en el norte de Suramerica, al este de los Andes y en la amazonia compartida entre Colombia y sus países vecinos. Es una de las palmas más importantes de América Tropical, cubre extensas áreas en nuestra geografía colombiana al dispersarse en la selva húmeda del Caquetá y en los pueblos con áreas abiertas. La canangucha hace parte de uno de los elementos que constituyen el escudo del Caquetá.

Le puede interesar: El sendero de la anaconda, una propuesta en defensa de la Amazonía colombiana

Esta palma, adquiere diferentes nombres dependiendo en la región que se dé, por ejemplo, en el departamento de Caquetá es conocida como Canangucha, en los llanos orientales Moriche y en otros países como Ecuador le dicen Aguschi. Lo importante es resaltar las propiedades que genera esta palma, ya que sus frutos son ricos en vitamina C y provitamina A, azucares reductores, grasa y es una buena fuente protéica para la alimentación humana. 

Sus frutos y hojas son usados por comunidades indígenas en la región amazónica para sus rituales, alimentación de sus familias y animales, e inclusive para sus viviendas. Además, en los cananguchales habitan especies de aves como loros, guacamayas y mochileros; mientras que en las partes bajas se pueden encontrar tortugas terrestres o como se le conocen en Colombia el morrocoy.

A pesar que el  Caquetá actualmente ocupa el puesto número dos de los departamentos con mayor deforestación, esta especie continúa sobreviviendo y se conserva como el árbol de la vida, pues no solo embellece los paisajes de la región, sino que es fuente alimenticia y cuenta con un gran significado cultural. Al parecer nuestros antepasados, fueron cuidadosos en el cultivo y consumo de la palma, pero con el paso del tiempo, la transformación de los ecosistemas y la ausencia de una identidad regional, hicieron que poco a poco se haya perdido su valor. 

Por: Luz Adriana Mejía Pérez. Facilitadora de Acpo en Caquetá.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here