Altamira, capital productora de las deliciosas achiras huilenses

¿Cómo se define la sensación de probar las achiras huilenses? Es precisamente esta pregunta la que permite al consumidor saber si se está comiendo una achira auténtica o un triste intento.

0
356
Foto: El Tiempo

Antes de comenzar, es importante contextualizarlos y entender que la denominación de achira no proviene de alguna concepción ideológica de los huilenses, es todo lo contrario, se trata de la materia prima de los típicos bizcochos de este departamento.

La achira es realmente una planta que se da en clima templado, otra denominación que recibe a nivel nacional e internacional es sagú y es posible que esta se encuentre en su jardín como planta decorativa. Si esta información no es nueva para usted, compártala como un dato curioso para los consumidores de bizcochos de achiras que no conocen el origen de estos.

Le puede interesar: Economía y salud, garantías de los campesinos al crear su propio gas metano

Los nutrientes de esta planta son ideales para el cuerpo humano al contar con fósforo, hierro, proteínas y carbohidratos, además, dentro de sus propiedades se encuentra la eliminación de toxinas al ser depurativa y para la indigestión. 

Procesamiento de la achira

El fin de procesar la planta es obtener la harina y el almidón que le darán un sabor y  textura inigualable a los bizcochos. Lo que se necesita de la planta son sus tubérculos que yacen en la tierra y que conservan todos los nutrientes de la planta, a partir de estos, empiezan con el siguiente procedimiento: 

1- Se seleccionan los mejores tubérculos y pasan a un lavado intenso para eliminar la tierra.

2- Los tubérculos son rallados para obtener un polvo denso.

3-  Con este polvo, se procede a tamizar manualmente para separar el almidón de la fibra.

4- El almidón pasa a tanques de lavado para eliminar las impurezas que puedan haber quedado. Este proceso debe hacerse en el menor tiempo posible para evitar que el producto se fermente.

5-   Se procede al secado inmediato a través de la exposición del sol, generando así la materia prima de los bizcochos huilenses. Algunos productores utilizan secadores tipo invernadero para agilizar el proceso y evitar los cambios climáticos.

Elaborar los bizcochos con este almidón le da el toque de distinción; la textura al degustar se siente crujiente pero a la misma vez es granulada o arenosa y  se deshace en el paladar.

Otros alimentos típicos a partir de la achira

La harina o almidón de achira no es un ingrediente que solo funcione para los típicos bizcochos; ancestralmente, ha tenido diferentes usos como alimento que hoy perduran en los departamentos del Huila y el Tolima.

La colada de achira, es un plato que se vende en las plazas de mercado o galerías y se degusta en los hogares huilenses y tolimenses. La base de esta colada es el almidon de achira que se junta a la aguapanela hirviendo y se le agrega canela y clavos; se debe mezclar constantemente hasta que logre el punto de ebullición nuevamente; al final, se deja reposar y se obtiene una gelatina. Esta gelatina se sirve en trozos y se le agrega leche.

El almidón permite hacer el conocido bizcochuelo que tiene ese toque de aguardiente huilense y de forma esponjosa; también se elaboran tortas, panes, arepas con queso, galletas y pasta.

Es el momento para los amantes de la gastronomía para probar estas recetas y crear nuevas a partir de este almidón, continuando con el uso de este alimento que ha sido elaborado por nuestros ancestros. Y Por supuesto, seguir degustando de los bizcochos de achira que se distinguen por su sabor y textura. La capital de producción se encuentra ubicada en Altamira, Huila.

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here