La rana dorada, una víctima más del tráfico ilegal de especies

0
2155
Rana dorada
Rana dorada. Foto: Wikipedia.

El Ministerio de Ambiente anunció que intensificará controles para la salvaguardia de la rana dorada, especie endémica colombiana que se encuentra amenazada. 

Zonas como la Región Andina, la Amazonía y el Pacífico colombiano, son el hogar de la Phyllobates Bicolor y P. Terribilis, más conocida como rana dorada. Este anfibio es llamado de esta manera, debido al color dorado intenso que cubre todo su cuerpo. Se considera la rana más venenosa del mundo, al ser capaz de matar hasta 10 hombres con su veneno. Actualmente, la causa más común por la cual esta especie se encuentra amenazada, es el tráfico ilegal. En su mayoría, la demanda proviene de países de Europa, Norteamérica y Asia, donde son utilizadas como mascotas o para hacer estudios sobre su veneno con fines medicinales. Su carácter de especie exótica hace que un gramo de su veneno, pueda ser vendido en el mercado negro europeo por casi cuatro millones de pesos.

El aumento del tráfico ilegal de la rana dorada, ha hecho que el Ministerio de Ambiente diseñe una estrategia para mitigar su amenaza. Lo primero que encontraron fueron los nueve corredores por donde se está traficando con este anfibio. Muchos son por vía aérea, aunque también los transportan por vías marítimas y terrestres. Así mismo, se establecieron los cuatros corredores por donde más se trafica con esta especie. Estos son: Turbo – Chigorodó – Frontino – Medellín, Pueblo Rico – Playa de Oro – Bahía Solano, Docordó – Buenaventura – Cali y Tumaco – Ricaurte – Pasto.

En estos puntos, el Ministerio de Ambiente, el Instituto Humboldt y la Policía Ambiental han instalado puestos de control para mitigar el tráfico de la rana dorada. Pero aunque han tenido resultados positivos, como la incautación de anfibios que iban a ser traficados y el conocimiento de los países donde más se trafica con esta especie, las autoridades se encuentran preocupadas.  El tamaño de la rana dorada es un factor determinante para su tráfico ilegal. La pueden transportar hasta en un bolsillo humedecido, lo que la hace invisible a controles como el olfato canino y los rayos x.

Además de los controles en puestos marítimos, terrestres y aeroportuarios, las instituciones antes mencionadas, junto a la CAR de cada región, han intensificado las campañas de sensibilización con las comunidades para crear conciencia en la conservación de la especie.  Se espera crear más redes de cooperación para proteger la rana dorada y otras siete especies endémicas del país que están siendo amenazadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here