La solidaridad, un ejemplo fraterno de padre a hijo

Esta es la historia de Samuel Lozano Arango y su padre Marcelo Lozano, quienes desarrollan una actividad que debería convertirse en el ejemplo para todos los padres de Colombia.

0
256
Foto por: Miguel Ángel Arango. Facilitador de Acpo en Antioquia

Le preguntamos a Marcelo ¿De dónde surge la idea de sembrar semillas de solidaridad en su hijo Samuel? y esto fue lo que nos contestó: “venimos sirviendo hace 2 años, los fines de semana a habitantes de calle los domingos en la mañana, solo sentimos el llamado de Dios, hoy después de 2 años de consagrarnos a esa comunidad, el pasado 21 de septiembre fue nuestra consagración oficial en la catedral de Lourdes”.

La comunidad, «servidores del Servidor, hijos del Padre Pio», es una comunidad católica cuyo carisma es la ayuda desinteresada al más necesitado, aquí puedes conseguir más información sobre la comunidad http://www.servidoresdelservidor.org/

Le puede interesar: Un proyecto que fomenta la democracia en los ambientes escolares rurales

¿El Programa se encuentra en toda Colombia?

“En casi todas las ciudades capitales hay un grupo de nosotros, en Medellín hay un grupo grande, tenemos comedores donde por medio de personas de buen corazón que nos donan alimentos podemos darles un almuerzo diario a adultos mayores, niños y habitantes de calle. Es una labor ardua porque consiste en recurrir al buen corazón de las personas, aunque muy pocas colaboran, sólo la providencia de Dios y la fe nos ayudan.

En algunas ciudades como Bogotá también les llevamos canelazo con pan en las noches a las trabajadoras sexuales y a los habitantes de calle que nos encontramos en la noche en el barrio Santafé. Es una labor bonita y requiere de mucha ayuda para poder lograr cada vez más a más personas y por medio del amor y la caridad tratar de que de algún modo salgan de ese mundo de las drogas, la prostitución, la mendicidad y retornen al seno de sus hogares o se reincorporen a la sociedad”.

¿Participan aparte de niños y jóvenes en las actividades?

Hay un grupo juvenil llamado Torreta donde jóvenes adolescentes hacen labor social, por medio de la ayuda al habitante en actividades de prevención al consumo de alucinógenos y por medio de la oración buscan que sus nuevos amigos se acerquen más a Dios.

Sí es posible ayudar, sí es posible generar cambios desde las acciones de formación en la familia, esta tarea no es de los docentes, es de padres, hermanos, abuelos, en fin, es una tarea de familia. Es por eso que extendemos la invitación a todos los padres de nuestro proyecto Valores Cívicos y Democráticos para que lleven a casa el ejemplo de Marcelo y Samuel y así hagamos de Colombia un mejor país.

Foto por: Miguel Ángel Arango. Facilitador de Acpo en Antioquia

Por: Miguel Ángel Arango. Facilitador de Acpo en Antioquia
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here