La varita de San Juan, una planta con grandes propiedades medicinales

El hipérico o varita de San Juan es una planta muy utilizada en la industria farmacéutica por sus propiedades antioxidantes, analgésicas, calmantes y desinflamatorias. En Colombia, se cultiva principalmente en la Región Andina y hace parte de la medicina tradicional de muchos territorios campesinos.

0
320
Foto por: Facilisimo - https://cutt.ly/cn7wH8U

La Hypericum perforatum, también conocida como hipérico o varita de San Juan, es una planta herbácea de origen europeo, pertenece a la familia hipericaceae y se caracteriza por tener unas llamativas flores de color amarillo. Debido a sus componentes medicinales es una de las especies más usadas en la industria farmacéutica, así lo asegura un estudio realizado por Asociación Nacional de Empresarios de Colombia – ANDI.

En Colombia, el cultivo de hipérico puede encontrarse en la Región Andina y según el Vademecum Colombiano de Plantas Medicinales, se usa para calmar las alteraciones del sueño, la ansiedad, la depresión, desórdenes nerviosos, dolores abdominales, migraña y neuralgias. También se le atribuyen propiedades digestivas y desinflamatorias. 

Le puede interesar: Plantas medicinales para curar dolencias y recuperar saberes ancestrales

¿Cómo cultivar la varita de San Juan? 

Esta planta suele florecer a principios de verano y su recolección se realiza en vísperas de la fiesta de San Juan Bautista (24 de junio), es por eso que su nombre hace referencia a este personaje bíblico. En ese sentido, la temporada idónea para sembrar esta especie es en otoño y se puede hacer partiendo tanto de semillas como de rizomas (conjunto de raíces).

De acuerdo con las recomendaciones que se encuentran en el Vademecum, se debe cultivar en temperaturas que no sean menores a 15 grados centígrados, en suelos  o superficies que tengan un efectivo drenaje, y hacer el proceso de riego de 2 a 3 veces por semana. 

Para cultivar esta planta primero realice un agujero en el suelo que tenga el doble del tamaño de la semilla o la raíz. Cubra con abundante tierra y coloque una capa gruesa de abono orgánico para mantener por más tiempo la humedad del suelo. Finalmente, supervise el crecimiento y cuando la planta alcance los 40 cm, es momento de cosechar las flores.

Cabe destacar que, reconociendo las propiedades de esta especie y los beneficios que otorga a la salud de las personas, el Ministerio de Salud establece que la varita de San Juan puede consumirse a manera de infusión de la siguiente manera: De 1 a 2 tazas por persona al día, preparada con  300 gramos de flor de hipérico y  240 mililitros de agua. 

 

Por: Ivania Alejandra Aroca Gaona. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

 

 



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here