¡Labrar, Sembrar y Cosechar! Un llamado por las luchas campesinas

Este 17 de abril Día Internacional de las Luchas Campesinas conmemoramos su esfuerzo y resistencia y compartimos las ideas transformadoras del movimiento La Vía Campesina para proporcionar dignidad y apoyo a las y los campesinos durante y después de la crisis que se vive actualmente en todo el mundo.

0
805
Foto por: Daniel Reina Romero - https://bit.ly/2RJClFN

Este 17  de abril Día Internacional de las Luchas Campesinas la Vía Campesina, movimiento internacional que coordina organizaciones de campesinos, pequeños y medianos productores, mujeres rurales, comunidades indígenas, emigrantes, entre otros. Denuncia los múltiples asesinatos, desalojos, bloqueos económicos, criminalización de la lucha, despidos masivos y  precarización de la vida durante la emergencia sanitaria por el COVID -19.

Razón por la que hace un llamado para que se planteen cambios estructurales en los sistemas agroalimentarios y se proporcionen condiciones dignas durante y después de esta crisis al campesinado de todo el mundo. Convocando a la sociedad a tres tareas indispensables: Labrar, Sembrar y Cosechar.

¡Labrar respuestas a la emergencia!

Políticas Públicas. Es necesario entender la integridad de la políticas públicas en la vida de las personas, sobretodo defender la educación, salud y mejores condiciones de vida para la clase trabajadora del campo y de la ciudad. Tenemos la tarea de recuperar los servicios públicos privatizados. Los gobiernos que desmontaron los sistemas públicos, ahora están enfrentando sus graves errores.

Soberanía Alimentaria. Es clave para alimentar a las poblaciones de manera sana y sostenible, es urgente abrir los Mercados Campesinos y Ferias de Proximidad  para abastecer a las ciudades y evitar hambrunas. Los Estados deben garantizar la compra pública de alimentos de la Agricultura Campesina durante la emergencia, mientras el campesino produce alimentos con Agroecología para elevar  la inmunidad de las poblaciones sin venenos, ni agrotóxicos, lo que las grandes cadenas de supermercados no garantizan.

Es tarea de los Estados garantizar e invertir en Salud Pública de Calidad, en este contexto de COVID19, es urgente facilitar pruebas gratuitas y tratamiento completo, sin discriminación, campos y ciudades, con un firme compromiso por la vida, denunciamos intentos de aprovechar de la crisis para privatizar servicios o lucrar.

En materia de políticas públicas a favor de los trabajadores, denunciamos prácticas abusivas de las empresas privadas y transnacionales, despidos masivos, trabajo esclavo de los trabajadores agrícolas, con largas jornadas y sin seguridad,  fumigaciones directas, pago de hasta el 60% menos del salario. Los Estados no pueden dejar que esta decisión quede en manos de las empresas, al contrario deben regular en favor de las mayorías, en las crisis y post crisis. Es importante actuar con rapidez, decisión y coordinación. Las medidas correctas y urgentes podrían hacer la diferencia entre la supervivencia y el colapso.

Derechos Humanos / Derechos Campesinos – en medio de vientos de guerras, militarización, criminalización y muerte, incluso dentro de la cuarentena, es apremiante defender la bandera de los Derechos Humanos, la paz, la protección de la vida de las y los defensores de territorios.  ¡Basta de violencia, muerte e impunidad en Colombia, Brasil, Ecuador, Honduras, Palestina, Filipinas y en el mundo!

Es indispensable garantizar los Derechos Campesinos tal como lo recoge la Declaración aprobada por la ONU en el 2018. Necesitamos tierras, semillas y  todas las condiciones para alimentar de forma segura a las poblaciones. En ese sentido, mejorar las infraestructuras en el campo, incrementar la disponibilidad de alimentos, facilitar el acceso a servicios financieros rurales, como créditos y financiación, permitiría invertir en la producción agroecológica, promoviendo el aumento de la productividad de la tierra y del trabajo.

¡Sembrar alianzas y solidaridad!

Esta crisis también es una oportunidad de esparcir semillas, preparar el terreno para otro modelo de sociedad y de Sistema Agroalimentario, y para eso necesitamos de alianzas que germinen, la solidaridad y el internacionalismo deben ser los valores motores de nuestra construcción:

Alianza Campo/ Ciudad – Debemos propiciar un tejido fuerte y resistente a favor de los derechos de la clase trabajadora del campo y las ciudades, en contra de la precarización de la vida, pérdida de derechos, despidos masivos  y despojos.

Productores/ Consumidores – contra la especulación y la avaricia de las transnacionales debemos propiciar nuestra formas de comercialización, ya sean por medio de los Mercados Campesinos y Ferias de Proximidad, así como innovando en otros sistemas basados en el comercio justo, trueque u otras formas solidarias.

Sectores Vulnerables – con el  firme compromiso con la vida y el respeto a las diversidades, debemos exigir el respeto de los derechos de las poblaciones más vulnerables, sectores empobrecidos, grupos LGBTIQ, discapacitados, adultos mayores, mujeres y enfermos terminales.

Contra el Bloqueo y la injerencia: Debemos ser solidarios con países como Cuba, Venezuela, Palestina e Irán, y denunciar el brutal bloqueo económico e injerencia militar del imperio de EEUU, que pone el riesgo la vida de grandes poblaciones por falta de insumos médicos. El rechazo de un préstamo a Venezuela es señal de un gran fracaso político del FMI. Sin embargo, Cuba da ejemplo al mundo de solidaridad concreta enviando sus “Brigadas Médicas” a cientos de países, ofreciendo sus servicios y experiencia sin discriminación alguna  #CubaSalvaVidas

¡Cosechar! 

En tiempo de recesión económica por nuestros derechos como campesinado y clase trabajadora la resistencia continua. En medio de la recesión económica que se avecina post COVID-19, es urgente cosechar buenos frutos para la clase trabajadora, el campesinado y las grandes mayorías. ¡El tiempo es ahora!

Demandamos de los Estados:

–  Cobro real de impuestos a las élites y corporaciones transnacionales, contra la evasión, paraísos fiscales y lavado de dinero.

– El no pago de las deudas externas e reinvertir en políticas públicas de Salud, Educación, Trabajo – para el campo, como prioridad.

– Rechazar la receta neoliberal del FMI y del Banco Mundial que ha dominado el mundo durante los últimos 50 años. El FMI ha participado activamente en la depredación de los recursos en África, Asia y América Latina y en la creación de desiertos institucionales en un país tras otro.

– Demandar derechos no exclusivos e igualdad de acceso a los medicamentos para combatir el COVID -19.

– Decretar una renta básica universal como el derecho de todo ciudadano, que al menos, cubra las necesidades vitales, esto sería un apoyo real para millones de familias que están sin trabajo, trabajando de forma informal en condiciones de suma precariedad.

Por: La Vía Campesina. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here