Laika: cuando el espacio exterior dejo de ser una utopía

0
1385

Justo después del final de la segunda guerra mundial, la Unión Soviética y los Estados Unidos iniciaron la carrera espacial. La conquista del espacio exterior era una de las arenas de confrontación de la guerra fría.

Por: Andres. A. Gómez Martín.

Las estrellas siempre han sido el horizonte de la humanidad, la guía, el sueño y la utopía. Desde que el humano logró encender la primera llama, o medir el tiempo, las estrellas han sido fundamentales para el desarrollo de todos los procesos sociales.

Laika, primer ser vivo en orbitar la tierra. Foto: Taringa.com
Laika, primer ser vivo en orbitar la tierra. Foto: Taringa.com

Después de la  segunda guerra mundial, la Unión Soviética y los Estados Unidos se fueron por la conquista de los pueblos, una de las formas de cautivar a las masas y de ejercer poder sobre el otro, era la conquista del espacio exterior.

Desde el inicio de la década de los años  50 iniciaron los planes espaciales, Rusia quería demostrarle a su pueblo que a pesar de las consecuencias de la guerra, la nueva era ya se estaba construyendo;  de tal modo que el programa espacial Sputnik construyó el primer satélite artificial. El Sputnik 1, en ruso compañero de viaje, fue el primer artefacto en orbitar la tierra. Fue lanzado el 3 de novimebre de 1957 desde Kasajistan.

Los científicos rusos determinaron que, era posible enviar un ser vivo al espacio, los datos del primer satélite demostraron que, bajo condiciones controladas podría existir una posibilidad de investigación con seres vivos.

Un mes después ya estaba listo el Sputnik 2, la tecnología espacial era arcaica y estaba en pleno desarrollo inicial. Una capsula cónica de 4 metros de altura y 2 metros de diámetro alojaba  los componentes  científicos, radios, medidores, oxigeno, equipos de telemetría y a Laika, el primer ser vivo en acercarse a las estrellas.

Laika era una perra callejera de 3 años de edad, los científicos pensaban que al poder sobrevivir el duro invierno de Moscú, podrá resistir condiciones más hostiles en el espacio. En la capsula en la viajo a la órbita inferior terrestre se le adaptó oxígeno, y algunos electrodos para medir la frecuencia cardiaca de la perra, la comida y el agua eran gelatina.

Laika despegó el 3 de noviembre de 1957, la capsula no estaba diseñada para regresar por lo que el animal debía morir en el vuelo. En el 2003, el gobierno ruso reveló que Laika murió 6 horas después del despegue a causa del estrés y por el calor. Sin embargo, los datos que se lograron recopilar fueron esenciales para otras misiones espaciales del proyecto cosmonauta de Rusia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here