Las 10 fotografías que cuentan los derechos de las y los campesinos

Con estas 10 fotografías cerró la 2da. edición del concurso de fotografía "El Campo Cuenta". Cada una de estas refleja los derechos humanos de campesinos y campesinas, derechos que requieren de protección y visibilización.

0
252
Foto: Diego Lagos

«El camino ha sido largo y duro»

Esta fotografía es una analogía entre la vida y la lucha diaria de nuestros campesinos en condiciones muchas veces adversas, y el camino largo y duro que han tenido que librar los líderes para lograr que tras más de 17 años, la ONU adoptara formalmente la Declaración sobre los derechos de los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales.

Foto: Claudia Ruiz

«Biblioteca campesina»

Una líder campesina, Consuelo Cendales, ideó una especial biblioteca para la población campesina del Cañón del Combeima, en la vereda El Gallo de Ibagué. Allí, la población tiene acceso a libros que pueden tomar sin ninguna restricción.

Foto: Juan Carlos Escobar

“Vasija de barro”

Vasija de barro recrea parte de la tradición indígena Quilasinga en el territorio de Nariño, preserva sus orígenes y objetos culinarios, los cuales sus antepasados han dejado de generación en generación para el labriego darle uso en la actualidad.

Foto: Roberth Santacruz

“Vejez con dignidad”

Los campesinos merecen tener una vejez digna y asegurada. Ellos garantizan la comida a los demás habitantes, por lo que, los Derechos Humanos para esta población inician desde garantizarles la vida, la paz en sus territorios, hasta el acceso a programas de bienestar social; pasando por ayudas crediticias en condiciones favorables, asistencia técnica, adecuación y mejora sustancial de vías terciarias y secundarias, y posibilidades de comercialización efectiva de sus productos a buenos precios.

Foto: Jaime Camilo Roncancio

“Volver”

Volver es una retrospectiva de la feminidad heredada entre las mujeres de mi familia y explora lo que significa hacerse mujer en el campo. La protagonista es Dora Gómez Veloza, una mujer de 50 años, de belleza pigmentada por la tierra.

Foto: Jhenniffer Almonacid

“Vejez, una pensión inalcanzable en el campo”

El campo está lleno de hombres y mujeres que llegan a la vejez y la obligación por mantener su sustento los lleva a desempeñar las duras y pesadas labores que la tierra requiere. La precarización laboral ha sido una constante dentro del campo colombiano. Llegar a la vejez es llegar a un estado de plenitud, la acumulación de saberes es indispensable para el desarrollo social.

Foto: Juan David Corredor

“Paisajes funcionales”

Los territorios, principalmente los rurales, son espacios donde confluyen: la biodiversidad, los ecosistemas y las comunidades. Estos han creado una simbiosis permanente que transforma los territorios, y donde el ser humano hace parte de las dinámicas naturales como un ser vivo más. Así es como se logra construir paisajes funcionales.

Foto: Daniel Augusto Rincón

“Manos laboriosas”

Las manos son herramientas clave del campesino para realizar sus labores, con ella no solo proveen alimentos para sus familias, sino también para las grandes urbes.

Foto: Kevin Molano

«La siembra»

No es un secreto que nuestro país está marcado por el persistente problema agrario, el campesino abandonando sus tierras a la fuerza, y peor aún, el acceso tan precario a éstas cuando logran regresar. ¿Qué derechos, realmente, le respetamos a los campesinos? ¿Somos conscientes del lugar que los campesinos ocupan en la sociedad?

Foto: Diego Echeverri

«Cosechando frutos»

Él es Janio, vive y trabaja en el corregimiento de La Llana, Cesar. Su labor es la de cosechar los frutos de la palma de aceite africana, un cultivo que da trabajo a la mayoría de habitantes de esta región. Él trabaja con fuerza y berraquera cada día, porque dice que este trabajo le ha permitido sacar a su familia adelante y poner un techo sobre sus cabezas.

Foto: Joseph Janner López

Por: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here