Doña Tulia, una custodia de semillas nativas en Duitama – Boyacá

Vamos cerrando el #MesDelCampesino con un especial dividido en cuatro partes sobre la labor de las y los custodios de semillas nativas y criollas, de la autoría de la Fundación Artística y Cultural Cacique Tundama.

4
1547
Andrés Carreño

Semilla de resistencia es una iniciativa de la Fundación Artística y Cultural Cacique Tundama para dar a conocer la labor  de las (los) custodias de semillas nativas y criollas a través de enseñanzas y conversaciones con doña Tulia, custodia de la ciudad de Duitama-Boyacá. Por medio  de diferentes formatos buscamos hacer llegar su mensaje a toda la comunidad y visibilizar esta práctica tradicional y ancestral.

Este escrito consta de 4 entregas

  • Prácticas y saberes tradicionales. Custodios de semillas nativas y criollas.
  • La huerta. Espacio de vida y diversidad.
  • El Estado contra los campesinos: Quien controla el alimento controla el mundo.
  • Soluciones para combatir el sistema: Semillas nativas y criollas base de la agricultura.

Prácticas y saberes tradicionales: Custodios  de semillas nativas y criollas

En la vereda San Luis del municipio de Duitama-Boyacá, vive doña Tulia Álvarez, custodia de semillas nativas y criollas. Ella conoció las semillas en su infancia y desde entonces las ha conservado, las ha sembrado en su huerta para reproducirlas y recolectarlas para luego repetir el ciclo y llevarlas a los encuentros e intercambios de semillas.

Esta práctica que la aprendió de su abuela ha formado una mujer llena de vida, de amor y respeto a la naturaleza. Aprendió el valor nutricional y cultural de los alimentos orgánicos y la vida que se reproduce gracias a su labor y sus conocimientos para seguir generando vida. Conoce todas las plantas de su huerta, en la que ha creado diversidad y conoce los ciclos de cada una.

Fundación artística y cultural Cacique Tundama

Transmisión de conocimientos

Así como doña Tulia viven en el campo de Colombia y en Latinoamérica mujeres que continúan transmitiendo sus conocimientos. A través de sus prácticas ancestrales dan ejemplo a sus hijos y nietos sobre sus costumbres. Ella lo ha hecho, no solo con sus familiares, ha compartido con toda la comunidad la importancia de la agricultura orgánica, el respeto por la naturaleza y el amor por una tradición que queremos defender de las leyes que la criminaliza. Ellas cumplen un papel trascendental en la trasmisión de prácticas ya que muchas veces no se heredan y se pierden.

Doña Tulia representa los saberes de nuestros ancestros y las reproduce a diario en su hogar, al preparar alimentos a base de maíz como la sopa de chorotas para compartir con su familia, cuando aconseja remedios caseros con plantas que tiene en su huerta para dolores y males, y al conservar en su casa, reproducir en su huerta e intercambiar semillas nativas y criollas cuando van a visitarla o en los encuentros.

De esta forma no solo se está generando diversidad de semillas nativas y criollas; en una mirada más amplia de esta práctica, se comparte y se crea conocimiento en comunidad. Creando redes de personas, colectivos, universidades y organizaciones que tienen un fin común, conservar sus tradiciones agrícolas y recuperar e implementar sus semillas para crear territorios libres de transgénicos.

Parte 2: La huerta donde doña Tulia resguarda las semillas nativas
Parte: 3: La represión contra los campesinos que defienden las semillas nativas
Parte 4: Las soluciones de los campesinos para salvaguardas las semillas nativas

Por: Fabio Andrés Hernández. Fundación Artística y Cultural Cacique Tundama.

4 Comentarios

  1. […] El deseo por aprender y una curiosidad invaluable que no tarda mucho en percibir la persona que conoce a Doña Lidia  es lo que ha traído hasta hoy su lucha por la seguridad y la soberanía alimentaria de su familia. (Le puede interesar: Doña Tulia, una custodia de semillas nativas en Duitama – Boyacá) […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here