Las razones para no dejar de consumir legumbres producidas en el campo colombiano

Las legumbres son alimentos ricos en nutrientes que no deberían faltar en los hogares colombianos; además, sus beneficios se pueden incrementar al dejarlos germinar, y luego proceder al proceso de cocción y consumo.

0
288
Foto: Mitre y el campo

Las legumbres o los denominados granos desde la percepción de nuestro país, son alimentos multipropósitos, aunque mayor parte de la población los consume como principio a la hora del almuerzo.  Los granos también permiten hacer tortas, cremas, sopas, “carne” para hamburguesa, ensaladas y paté; ya que son fuente de proteínas de alto nivel o como dicen los colombianos “son de alimento”, además representan una alternativa al consumo de carne rojas o para el inicio de una vida vegetariana o vegana.

Las legumbres más consumidas en el país son las lentejas, los frijoles y las arvejas, veamos entonces las propiedades de estos granos y porque los colombianos debemos seguir consumiendolas.

En el caso de las lentejas, un alimento que no puede faltar en el mercado colombiano, cuenta con muchas propiedades para el cuerpo humano, por ejemplo, puede brindar la misma cantidad de proteína que un trozo de carne, tiene hierro, calcio, magnesio, potasio y vitaminas B1, B2, B3, B6, B9, A y E. Si en su preparación se combinan con otro tipo de granos y verduras se puede tener un alimento completo al tener una cadena de aminoácidos perfecta para las necesidades del cuerpo humano.    

Le puede interesar: Algunos secretos y usos tradicionales de las plantas aromáticas

Foto: En Línea

Por otro lado, los frijoles tienen alto contenido de ácido folico, tiamina, rivoflabina y niacina que son indispensables para un embarazo seguro, ya que evita malformaciones en el feto; potencia el uso adecuado de las proteínas en el cuerpo; reduce enfermedades cardiovasculares y evita el desgaste muscular. Aunque es un alimento de tránsito lento se recomienda siempre dejarlos en remojo sin importar si están secos o listos para cocinar, pues este proceso elimina ciertas sustancias propias del frijol causantes de gases o hinchazón en el vientre.

Las arvejas también son esenciales para alcanzar una nutrición estable y sana, son aportadoras de vitaminas A, B y C. Recién sacadas de la cascara y puestas en proceso de cocción suministran hierro y tiamina esenciales para la producción de energía, el debido funcionamiento del sistema nervioso y el metabolismo respecto a los carbohidratos.

En estado de germinación son más nutritivas

Pero sabías que estas legumbres y otras variedades consumidas en el país pueden llegar hacer aún más nutritivos si se dejan germinar, pues en el rango establecido de 0 a 300 de valor nutricional por organizaciones mundiales de la salud, al dejar germinar estos granos se puede aumentar sus beneficios a 400; esto sucede gracias a los cambios naturales del crecimiento de las semillas.

Para dejar germinar los granos en necesario lavarlos muy bien y activarlos con rocío de agua durante una semana, siendo cuidadosos que estos no entren en estado de putrefacción, luego de este tiempo una vez hayan generado raíz ya está listos para el proceso de cocción y consumo.

En muchos países se ha denominado este tipo de granos como “comida para pobres”, pero las investigaciones contemporáneas han demostrado que es alimento para personas inteligentes, conscientes de sus beneficios y garantías para la salud presente y futura. 

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here