Llevo el Campo Colombiano, todos a apoyar la agricultura familiar del país

“Llevo el Campo” es una campaña de la Red Nacional de Agricultura Familiar que busca visibilizar los mercados agroecológicos, campesinos, indígenas y afro como espacios de gran importancia para fortalecer la economía social y el trabajo digno especialmente en las zonas rurales del país.

0
403
Foto por: RENAF - https://bit.ly/2wUp9mB

En el marco del primer Encuentro Nacional Campesino desarrollado el pasado mes de marzo en el municipio de Líbano, Tolima, la Red Nacional de Agricultura Familiar que trabaja junto con 140 organizaciones por la promoción y el fortalecimiento de la agricultura familiar en el país; realizó el lanzamiento de la campaña “Llevo el Campo” invitando a todos los colombianos a participar y apoyar la iniciativa.

Esta campaña tiene el objetivo de visibilizar los mercados agroecológicos, campesinos, indígenas y afro como espacios indispensables para la distribución y comercialización de los productos que provienen de la agricultura familiar y que además, posibilitan la economía social, el trabajo digno y la seguridad alimentaria.

Le puede interesar: El desafío de implementar los derechos de los campesinos en Colombia

“Llevo el Campo” está compuesta por 63 mercados de los departamentos de Antioquia, Caldas, Chocó, Risaralda, Quindío, Valle del Cauca, Cauca, Huila, Santander, Cundinamarca, Meta y Caquetá. Así mismo, cuenta con la participación de 1.805 productores entre los que se encuentran 778 mujeres y 364 jóvenes.

Para hacer parte de esta campaña por el campo colombiano

Los mercados que estén interesados en unirse a esta importante campaña deben tener en cuenta una serie de acuerdos y condiciones que fueron construidos a lo largo de este año  con el apoyo de los mercados reunidos en los diferentes espacios regionales y nacionales. A continuación, conozca dichos parámetros y de cumplir con ellos se puede comunicar con la Red Nacional de Agricultura Familiar.

  • Que los productos provengan de la producción local y familiar.
  • Que compartan principios de soberanías y autonomías alimentarias.
  • Que compartan un enfoque de derecho humano a la alimentación y nutrición adecuada en la comercialización de comida sana.
  • Que propicien el comercio justo y el trabajo decentes con principios de economía social y solidaria.
  • Que fomenten el componente comunitario a través de la participación  de asociaciones.
  • Que operen con principios de calidad, no entendido desde la regulación oficial, sino desde la responsabilidad y la confianza.
  • Que incorporen principios de agroecología y transformación productiva.
  • Que tengan criterios de autonomía y trabajo directo del campesinado.

Por: Karina Porras Niño. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here