Los alimentos más sanos

La alimentación es uno de los pilares esenciales de la vida. El mantra que dice “somos lo que comemos” tiene mucha razón. Es por eso que debemos vigilar lo que ingerimos para llevar una vida saludable y de calidad. Aquí van algunos de los alimentos más sanos para nuestra dieta.

1
252
Foto por: https://bit.ly/2IFNAuw

Salmón

Este pescado de carne rosada es uno de los mejores alimentos que podemos ingerir –todos los pescados azules son recomendables- por su alto contenido en Omega-3 que es beneficioso para el corazón y el sistema nervioso.

El salmón aporta vitaminas A, B3, B9, B12 y E, así como, proteínas, potasio, sodio, zinc, hierro y calcio.

Coles de Bruselas

Se trata de una hortaliza típica del invierno que genera muchos beneficios para nuestro cuerpo. A parte de tener una gran cantidad de fibra, contiene vitamina C y, en menor medida, vitamina A, calcio, potasio, manganeso y hierro, por lo que son una buena opción para combatir la anemia, ya que aumentan la producción de glóbulos rojos en la sangre.

Los flavonoides presentes en las coles de Bruselas producen una acción antioxidante que protege al organismo de posibles enfermedades. Fortalecen las células y retrasan el envejecimiento.

La glutamina presente en esta hortaliza elimina la acidez de estómago y previene las úlceras.

Arándanos

Estos diminutos frutos morados retrasan el deterioro cognitivo y reducen el riesgo de hipertensión. Son ricos en polifenoles, que son sustancias químicas de origen natural que tienen efectos beneficiosos en el sistema cardiovascular gracias a que actúan como vasodilatadores.

Son antioxidantes y tienen vitaminas C y A, además de tener una considerable cantidad de fibra que combate el estreñimiento y mejora el funcionamiento digestivo.

Nueces

No podían faltar los frutos secos en esta lista. También se podrían añadir las almendras. Para aprovechar todos sus nutrientes hay que comerlas al natural y no fritas.

Las nueces presentan fuertes dosis de proteínas vegetales, grasas sanas y vitamina E. Los ácidos Omega-3 y Omega-6 ayudan a controlar la presión arterial y a prevenir las enfermedades coronarias. El magnesio, el fósforo, la vitamina B6 y la fibra completan la lista de virtudes de estos frutos secos de los que tampoco hay que abusar.

Moringa

La moringa es un árbol originario del norte de la India. Se le conoce popularmente como el árbol milagro por todos los recursos que ofrece a nivel nutricional, medicinal y energético. Sus hojas verdes se pueden comer crudas.

La moringa es una magnífica fuente de vitaminas A, B, C y E. Contiene potasio, hierro, magnesio, calcio y zinc y, además, proteínas. Es un gran antioxidante puesto que contiene kaempferol, rutina y quercitina. Sus semillas contienen ácidos grasos insaturados. Tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas.

Se comen sus hojas, sus flores, sus semillas, sus raíces… y se aprovecha su corteza y su madera. Está claro que de la moringa se aprovecha todo.

Yogur

El yogur natural está especialmente indicado para proporcionar probióticos al organismo. Los probióticos son bacterias que tenemos en la flora intestinal y que ayudan a mejorar la salud del intestino y a regular el tránsito intestinal.

Además de los probióticos, que son el principal motivo por el que tomar yogur, este postre también tiene proteínas, calcio, magnesio, ácidos grasos y vitamina B12. Una amplia combinación que hace del yogur –importante, sin azúcares añadidos- un alimento indispensable.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here