Los campesinos sí cuentan: resultados de una deuda pendiente

Gracias a una acción de tutela impuesta por 1.770 campesinos en el año 2017, la Corte Suprema de Justicia hizo un llamado para que el Gobierno Nacional incluyera a los campesinos en herramientas estadísticas como el Censo Nacional de Población. Estos son los resultados.

0
1538
Foto por: Syngenta

Las deudas históricas con el campo van más allá del acceso a la tierra, a la informalidad en el trabajo agropecuario y a la falta de garantías para la defensa de sus derechos humanos. Hay algo mucho más profundo que aborda todo lo anterior, y es la inclusión del campesinado en herramientas estadísticas como el Censo Nacional de Población.

Si bien, el Censo Nacional Agropecuario es la herramienta que se ha utilizado para conocer los pormenores sobre usos de la tierra, cultivos, y en general, los detalles sobre las prácticas agropecuarias; dentro de este documento solo se está reconociendo al campesino como productor y trabajador de la tierra, no como un ser humano en todas sus dimensiones.

Le puede interesar: Ley de Páramos: oportunidades y retos para su aplicación

Frente a este panorama, en el año 2017 se reunieron 1.770 campesinos para interponer una acción de tutela, con el fin de ser incluidos como sujetos dentro del Censo Nacional de Población planeado para el año 2018. El resultado fue contundente, la Corte Suprema de Justicia ordenó al Gobierno Nacional incluir a los campesinos en el Censo, a través de la institución encargada, el DANE – Departamento Administrativo Nacional de Estadística.

Para ello, el DANE adelantó un trabajo cercano con organizaciones campesinas, que le permitiera aterrizar el abordaje del sujeto campesino dentro de esta herramienta. Pese a que el proceso del Censo ya iba en marcha, se logró incluir tres (3) preguntas referentes al sujeto campesino, con lo cual se esperaba tener una parte del panorama de aquellos que habitan en zonas rurales de Colombia.

Radiografía del campesinado año 2019

Durante los meses de julio y agosto del año 2019, el DANE adelantó la Encuesta de Cultura Política (ECP) en las regiones: Caribe, Oriental, Central y Pacífica, así como la cabecera municipal de Bogotá. El departamento del Cauca contó con representatividad individual.

En 2019, para el total nacional, el 31,8 % de la población encuestada se identificó como campesina.

El 44,3 % de las personas de 18 años y más en la Región Oriental se identificó como campesino. Es la región con mayor concentración de población campesina. Conozca las proporciones para las 4 principales regiones del país, el departamento del Cauca y Bogotá.

El 92,3 % de las mujeres y el 90,9 % de los hombres que se identificaron como campesinos en el total nacional, saben leer y escribir.

En el total nacional, el 39,4 % de la población que se identificó como campesina tiene como máximo nivel educativo la básica primaria. Este porcentaje en centros poblados y rural disperso es de 45, 9%.

El 21,2 % de la población de que se identificó como campesina, aseguró pertenecer a por lo menos una organización comunitaria, junta de acción comunal, asociación campesina, agropecuaria o de pesca, etc.

Cuando les preguntamos a las personas que se identifican como campesinas qué tan difícil encontraban organizarse para trabajar en una causa en común, el 41,5 % lo consideró “muy difícil”.

Contar a los campesinos para incluirlos en las políticas públicas

El panorama del campo se queda corto en tan solo la caracterización de las tres preguntas incluidas en la Encuesta. Pues, este tipo de herramientas estadísticas son un insumo importante en la Planeación Nacional que deriva en el Plan Nacional de Desarrollo y los respectivos planes municipales.

Además, reconocer cuántos campesinos hay en Colombia, cómo viven, cómo se organizan, cómo acceden a salud y educación, cuál es la infraestructura con la que cuentan, entre otros aspectos, es lo que sin duda permitirá abordar mejores políticas, programas y proyectos que valoren al campesino como un sujeto integral.

El último Censo Nacional Agropecuario del año 2014, arrojó algunas cifras que ubican al campesinado en una gran desventaja frente a la población urbana. Aquí algunos datos que quedan de ese último Censo y que podrían servir de comparación para el lector:

  1. En Colombia hay 14.487.636 campesinos
  2. El 23,5% de los hogares censados se encuentra en condición de analfabetismo
  3. En el 10% de los hogares censados, los niños no van al colegio
  4. El 23% de los jóvenes rurales son inactivos, es decir, no estudian y no trabajan
  5. El 75% de la población ocupada del área rural tiene un ingreso mensual inferior a 1 SMLV
  6. El 85% de los campesinos no tiene maquinaria agropecuaria y no cuentan con asistencia técnica
  7. El 16,4% de las viviendas no tienen servicios públicos. Este porcentaje asciende a 45,9% para territorios de grupos étnicos
  8. El 61% de los hogares presenta déficit habitacional
  9. La tasa de participación laboral de las mujeres rurales es tan solo del 39,3%
  10. En el hogar, la participación de las mujeres rurales llega a ser hasta 64% mayor a la de los hombres rurales. Las mujeres rurales son las principales responsables de las actividades de cuidado al interior del hogar

Por: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here