Los jóvenes fueron protagonistas de la paz gracias al proyecto MIA en el ETCR Brisas

Así fue el encuentro en el que los estudiantes construyeron Acciones Simbólicas de Paz, como murales, cuentos escritos, siembra de plantas y la adecuación de un vivero comunitario.

0
133
Foto por: Juan Esteban Moreno. Facilitador de ACPO proyecto MIA en Chocó.

¿Quiénes eran los exguerrilleros? ¿Qué era las FARC? ¿Por qué se dio y se da el conflicto armado en Colombia? ¿Qué pasa con los campesinos y las comunidades más apartadas en este país?  ¿Por qué ingresan personas a la guerra?

Estas son preguntas que pasan a un segundo plano -pero que posteriormente permiten comprender mejor las respuestas- después de conocer a los hijos, sobrinos, nietos y familiares de excombatientes de las FARC, concentrados a orillas del rio Curbaradó, cuenca del gran río Atrato en el Chocó colombiano.  La inocencia, la bondad y la esperanza de la justicia social se alimentan de una herencia inopinada que tienen que vivir diariamente, una utopía de construir paz que le dejan sus familiares adultos.

Le puede interesar: Primer proyecto productivo liderado por mujeres excombatientes en Antioquia

El 27 de septiembre se llevó a cabo la celebración del Día Internacional de la Paz en el ETCR Brisas, en el marco de la iniciativa comunitaria: ¨Protagonismo de la niñez en la cultura de paz¨, impulsada por los líderes del ETCR Silver Vidal Mora, la Misión de Verificación de la ONU, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización – ARN, la Corporación IFT e instituciones educativas aledañas a esta zona, ubicada en el bajo Atrato, norte del Chocó, habitada por una comunidad de 78 exguerrilleros desde hace más de dos años.

La iniciativa comunitaria consistió en realizar un trabajo previo de sensibilización y construcción de saberes, con estudiantes de dos instituciones educativas aledañas, allí se desarrollaron encuentros creativos en los que los estudiantes construyeron Acciones Simbólicas de Paz, como murales, cuentos escritos, siembra de plantas y la adecuación de un vivero comunitario.

“La paz es una construcción social que hacemos en nuestra comunidad todos los días y se construye a través del amor, la solidaridad, la reconciliación y el respeto; por la naturaleza y las personas”. Esta fue una de las reflexiones que dejaron el encuentro.

También hubo oportunidad para realizar un encuentro de intercambio de saberes entre los niños y niñas de las instituciones educativas y los niños y las niñas del ETCR. Este fue un ejercicio por reconocer y dar el valor a las visiones que tienen los niños y las niñas en territorios que han sido más afectados por la guerra y que ahora buscan construir cultura de paz.

Jóvenes que transforman su territorio

Foto por: Juan Esteban Moreno. Facilitador de ACPO proyecto MIA en Chocó.

En un contexto de reincorporación como el que nos encontramos, es de resaltar que el tránsito hacia la reconciliación sea liderado por la población infantil y juvenil; poblaciones que curiosamente han sido volátiles o han contado con poca circulación de oferta y atención por ambas partes – gobierno nacional y partido de las Farc- en lo lleva la implementación del acuerdo de paz, según líderes comunitarios y profesionales que trabajan en la zona.

Iniciativas como estas, contemplan dispositivos pedagógicos ricos en contenidos contextualizados y mensajes comunicativos orientados al cambio social. Algo muy importante porque motiva los nuevos liderazgos en la niñez y al mismo tiempo, forma nuevas ciudadanías rurales más inclusivas, participativas y, por ende, transformadas.

La situación política y social de nuestro país nos permite asumir una postura frente al rol que los niños y las niñas tienen en la construcción de la cultura de paz en los territorios, reconociendo que son actores claves en la transformación, puesto que son ellos y ellas quienes enfrentarán retos y situaciones futuras en las que dependerán la vida de sus comunidades, así como también el destino de la biodiversidad poseen sus territorios.

¿Qué es un ETCR?

Es una comunidad de exguerrilleros que se encuentran en proceso de reincorporación a la vida civil de manera colectiva. Estos Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) fueron concertados en el Concejo Nacional de Reincorporación (CNR), escenario constituido por delegados del gobierno nacional y el partido de la Farc para concertar todo lo relacionado al proceso de reincorporación de los excombatientes.

En todo el país hay más de 24 ETCR, en zonas donde antes tenían influencia social y armada la organización exguerrillera, se calcula que cuentan con una población de más de 2000 excombatientes que cumplen con la implementación de los acuerdos pactados en La Habana y en contraprestación reciben beneficios del Estado colombiano como atención formativa, acompañamiento a iniciativas productivas y en algunos casos atención psicosocial.

ACPO y su apuesta por la paz

Para Acción Cultural Popular – ACPO, es evidente que este tipo de iniciativas fortalecen y promueven el desarrollo rural en territorios afectados por la guerra como lo es el Chocó, y en general toda la región del pacifico colombiano. Por ello, gracias a la financiación del Fondo Europeo para la Paz de la Unión Europea en Colombia, está llevando a cabo el proyecto de desarrollo para la Mujer en proceso de Reincorporación: MIA, con el apoyo de la Diócesis de San Vicente del Caguán y la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Hoy, este proyecto le apuesta a promover el desarrollo y el bienestar de mujeres mestizas, indígenas y afrodescendientes localizadas en los ETCR del Chocó y Caquetá, en otros entornos de reincorporación y en las comunidades aledañas, para su empoderamiento e inclusión integral.

Foto por: Melisa Jaimes Ochoa.

Por: Juan Esteban Moreno. Facilitador de ACPO proyecto MIA en Chocó.
Editor: 
Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here