Oficios ancestrales del Amazonas, una muestra histórica de creatividad

Además de albergar más de 6 mil especies de flora y fauna, el Amazonas es un territorio que conserva una serie de saberes y tradiciones entre los que se pueden destacar oficios ancestrales como la construcción de techos, la elaboración de fibras, y el tejido y teñido de telas.

0
582
Foto por: losoficios.co

El Amazonas es el bosque húmedo más extenso de la tierra, cuyos paisajes albergan una diversidad biológica inigualable y de gran importancia para la vida humana. En Colombia el departamento del Amazonas está ubicado al extremo sur del país, limita al norte con Caquetá y Vaupés; al este con Brasil; al sur con Perú y al oeste con el Putumayo.

Este territorio no solo reune a más de seis mil especies de flora y fauna, sino que conserva en sus selvas la magia de los saberes ancestrales de las diversas comunidades indígenas que lo habitan. La relación potente que los indígenas tienen con la madre tierra enmarca también una serie de oficios que se han conservado gracias a la tradición oral, que reconoce a la naturaleza como esa fuente de vida que les sigue brindando lo necesario para continuar. Razón por la que se resaltan a continuación tres de los oficios más representativos del Amazonas.

Le puede interesar: El tejido ancestral de la mochila arhuaca y su importancia simbólica

Artesanías a base de chambira

La chambira es una palmera tradicionalmente utilizada para la elaboración artesanal de hamacas, mochilas, redes de pesca, entre otros. Las encargadas de este oficio son generalmente las mujeres de la comunidad, quienes caminan largos trayectos de selva para encontrar este insumo natural que antiguamente se encontraba más fácil, pero que a causa de la deforestación dificulta la recolección de la palmera y hace insuficiente los procesos de resiembra.

Así mismo, hojas, tallos y semillas de determinadas plantas son empleadas para teñir las fibras de chambira, extrayendo de estas materias primas los seis tonos históricamente utilizados. Algunos colores resultan de la cocción, otros simplemente de la maceración, y dependiendo de lo que se vaya a tejer se alista la fibra teñida o natural para luego  torcer los hilos durante un largo proceso y hacer de esta forma que las fibras sean más gruesas.

Tejido de techos con palma de caraná

La palma de caraná es el recurso natural utilizado para la construcción de los techos de las malocas, casas tradicionales de las comunidades indígenas. Este oficio ancestral requiere de bastante esfuerzo y tiempo, pues la recolección puede durar hasta cinco días. El proceso consiste en adentrarse en la selva para escoger y cortar las hojas de palma, que luego serán llevadas en bultos hasta el lugar de construcción para finalmente ser tejidas una por una de forma paciente y concentrada hasta conseguir un techo resistente y compacto.

Fibra de yanchama

Entre los oficios ancestrales más llamativos del amazonas se encuentra la producción de esta fibra, que a lo largo de los años ha conservado en su textura cientos de mensajes milenarios que permiten poco a poco la comprensión de la cosmovisión indígena. El proceso inicia a partir de árboles como el tururi, al cual se le retira la corteza con un machete y luego mediante un proceso  muy paciente se va pelando hasta tener una delgada tablita.

Enseguida esta especie de taba es golpeada con un mazo de madera y poco a poco empieza a ablandar, es en ese momento cuando se nota un aspecto de tela que se lava bien para finalmente dejarla secar al sol. La yanchama es utilizada en diversos rituales como un escudo de protección o como un lienzo que manifiesta por medio de símbolos y colores las visiones de las comunidades amazónicas. Igualmente, esta tela natural también es utilizada dependiendo su grosor para la elaboración de cobijas, tapices y vestuario ceremonial.

Por: Karina Porras Niño. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here