Los planes de lectura que empiezan en Cartagena del Chairá

La Institución Educativa de Remolinos del Caguán promueve la lectura a sus estudiantes, haciendo uso de las herramientas con las que cuenta como lo son su biblioteca institucional.

0
451
Por: Kerly Yurany Ortiz Rodríguez. Facilitadora proyecto Amazonía Joven.

Por la cuenca baja del Río Caguán, más exactamente a 4:30 minutos del casco urbano del municipio de Cartagena del Chairá, encontramos al centro poblado de Remolinos del Caguán – inspección rural de dicho municipio, donde se puede encontrar una riqueza inminente a través de su población, personas amables, dispuestas, participativas y con anhelos de aprender día a día.

El deseo de aprendizaje continuo que caracteriza a esta bella población ha permitido que las oportunidades recibidas a través de los proyectos que llegan a su territorio, siempre las usen sacándoles el mayor provecho; tal como lo han hecho con el proyecto Amazonía Joven, donde su disposición y participación han sido notorias en el transcurso del mismo.

Amazonía Joven es un proyecto que le apuesta a la alfabetización digital en territorios caqueteños, su desarrollo ha sido posible gracias el apoyo financiero del Fondo Europeo para La Paz de la Unión Europea y Fundación Bolívar Davivienda, junto con sus operadores: Acción Cultural Popular – ACPO, Corpomanigua y la Diócesis de San Vicente del Caguán.

Le puede interesar: 30 líderes sociales beneficiados de la Escuela Campesina Mascapaz

Es por ello, que la Institución Educativa José Antonio Galán, haciendo uso de su biblioteca (la cual fue dotada meses anteriores por el proyecto Amazonia Joven), durante el presente año lectivo 2020, ha querido incentivar a todos y cada uno de los estudiantes de primaria y bachillerato desde el grado 0°-preescolar al grado 11, en relación al mundo mágico de la lectura y su importancia.

Por esto, semanalmente el docente encargado de la disciplina en la Institución Educativa, se encarga de elegir 1 hora académica, donde los estudiantes y docentes toman 1 libro bien sea de su elección o sugerido por el docente del área que corresponda, para realizar la lectura del mismo y continuar si no ha culminado su lectura, en la hora de la siguiente semana (la cual siempre es distinta), esto con el ánimo de no afectar ningún área.

Una vez finaliza la hora de lectura, el docente encargado por grado, realiza una pequeña reflexión grupal de la lectura, esta se hace por escrito u verbal, con el ánimo de llevar a los estudiantes a la comprensión y análisis de la misma.

El objetivo de esta actividad es fomentar el arte de la lectura en los estudiantes brindándoles y dándoles a conocer, no solo las herramientas con las que cuentan como lo son los libros u cuentos, sino también el espacio para experimentar y vivir esta gran aventura.

Por: Kerly Yurany Ortiz Rodríguez. Facilitadora proyecto Amazonía Joven.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here