El mercado de las especies ornamentales está en alza

0
928

El interés por el desarrollo de la piscicultura ornamental va en aumento, según lo demuestran las cifras reportadas por la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap).

Por: AUNAP

Durante el 2015, por ejemplo, Colombia exportó 16.118.624 individuos por un valor de 25 millones de dólares, mientras que durante el primer semestre del presente año los envíos al exterior sumaron alrededor de 13.593.984 unidades, que representaron ingresos por 8,1 millones de dólares.

3

“Los mercados extranjeros apetecen las especies colombianas por sus características específicas que representan y que no se consiguen en otros países; ellos los denominan como lo salvaje o nativo y, además, porque estas especies no han sido manipuladas genéticamente”, dijo Claudia Sánchez, profesional especializada de la Aunap.

Las zonas de donde proviene y se aprovechan estos recursos son la Orinoquia y Amazonia. Por ejemplo, especies como la arawana se encuentran en los ríos Caquetá, Putumayo y Amazonas; mientras que las rayas abundan tanto en la región de la Orinoquia, como en la Amazonia, y en las zonas rurales de las ciudades de Puerto Carreño y Puerto Inírida; brindando alternativas económicas, a través de la pesca para las comunidades rivereñas de estas regiones apartadas del país.

Si bien Colombia tiene en su inventario unas 550 especies de ornamentales, las que más se comercializan están por el orden de las 150. Y entre estas, las más destacadas son cardenales, de las que el año pasado se exportaron 2.932.114 unidades; le siguen las arawanas, con 704.417 individuos; en tercer lugar está el escalar altum, con 248.410 individuos. Continúan los loricáridos, comúnmente denominados como ‘cuchas’ con 138.474 individuos; por último están las corredoras y las rayas con 127.881 y 29.704 individuos, respectivamente.

La acuariofilia, como se le conoce, es un hobby que ha ido en aumento desde las décadas de los años sesenta y setenta, particularmente en Hong Kong, Japón, Reino Unido, República Checa, Singapur y Taiwan que son los mayores consumidores.

En Colombia la Asociación Colombiana de Productores y Exportadores de Peces Ornamentales (Acolpeces), agrupa a unos 30 exportadores medianos y pequeños.

Uno de ellos es la empresa Export Quality Fish que lleva 16 años exportando peces ornamentales principalmente hacía Estados Unidos, Europa, Centro América y Oriente, manteniendo un mercado que genera divisas para el país y dinamiza la economía a nivel local en los lugares de extracción.

“Exportamos, en promedio, 60.000 unidades mensuales y unas 720.000 anuales, mientras que las especies más apetecidas son los otocinclus (loricáidos), las estrigata mármol, los pictus, la cucha albina y los lapiceros”, indicó Guillermo Cepeda, gerente de Export Quality Fish.

En la actualidad existen otras iniciativas de empresas privadas en Caquetá que están poniendo en marcha paquetes tecnológicos para la producción de arawana en cautiverio; dos de estas son The Amazons International Trade Zone (AITZ) y la Asociación de Acuicultores del Caquetá (Acuica).

“Para nosotros ha sido muy satisfactorio ser testigos de cómo los campesinos han ido convirtiendo poco a poco sus potreros, que antes tenían para el ganado, en estanques para la cría de peces ornamentales”, señala Sánchez.

Otro de los logros alcanzados por la Aunap en las comunidades de Amazonía y Orinoquía donde se hace la principal captura de estas especies, ha sido el trabajo con los lugareños donde se han capacitado para el manejo de los recursos. “No se trata de prohibir, sino de hacer una ordenación pesquera a través de un trabajo participativo y concertado con las comunidades, un ejemplo es la resolución que se entregará en el lago de Yaurcaca a siete comunidades en el Amazonas, donde el recurso seguirá siendo explotado, pero con unas reglas claras de manejo”, concluyó Sánchez

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here