“Mi Proyecto de Vida en el Campo”, motivación para los jóvenes campesinos para emprender

Un proceso de aprendizaje, autoreconocimiento y la creación de sentido de pertenencia por los territorios fue fundamental en la creación de emprendimientos de estudiantes en la ruralidad en Valle del Cauca.

0
414
Foto: Diana Garcia. Facilitadora Valle del Cauca

En la parte final del desarrollo de “Mi Proyecto de Vida en el Campo” una iniciativa de Acción Cultural Popular – Acpo y Fundación Bolívar Davivienda, se compartió con los jóvenes del grado 11 de la Institución Educativa Los Libertadores de Dagua, Valle del Cauca frente a la importancia de sus territorios y el accionar de planes y estrategias que contribuyan a su beneficio.  Otros municipios que hacen parte de este proyecto es La Cumbre  y Restrepo en el mismo departamento. 

En entrevista con los estudiantes ellos expresaron todo lo que han vivido en el desarrollo de este proyecto, en especial, su gratitud por el acompañamiento, formación y apoyo económico para dar paso al inicio de sus emprendimientos. Ellos recordaron el comienzo de este proceso; cuando estaban planteando su proyecto de vida pensando en grandes metas  de carácter real que se alcanzarían a partir de su esfuerzo.

Le puede interesar: Docentes, un apoyo incondicional para “Mi Proyecto de Vida en el Campo”

Foto: Diana García. Facilitadora en Valle del Cauca

Sonriendo comentaron el tema de “la autorregulación” y junto a este graficaron con ejemplos cuando planteaban sus propuestas y les hacía sonrojar explicar sus emprendimientos, al final quedaban con el aprendizaje de controlar los tiempos y el no dejarse dominar por emociones que impiden expresar sus logros y propósitos.

Con el tiempo fueron conociendo las necesidades de su región y preocupados por las distintas situaciones se presentaron a la Feria Empresarial de su colegio con propuestas como “Las Delicias de Olafo” que resultó al final de la jornada como ganador y representante en el concurso de ACPO y Fundación Bolívar Davivienda; finalmente,  gracias a sus esfuerzos sería su emprendimiento uno de los ganadores en el contexto gastronómico.

Daniel Muñoz expresó que “en estos espacios nos motivan a ser mejores, a pensar en nuestras comunidades y trabajar por mejorar la calidad de vida de quienes nos rodean…No tenemos del todo claro cuales son nuestras fortalezas y debilidades porque aún nos falta mucho por explorar, pero si descubrimos muchas cosas en la que no sabíamos que eramos tan buenos y que finalmente cada integrante aportaría positivamente al grupo para salir adelante”.

“Ahora sentimos que a pesar de ser jóvenes podemos ser emprendedores y que, si tocamos puertas, recibiremos apoyo, así podremos ayudar aquellas personas que tanto necesitan de una oportunidad para salir adelante”, dice Isabel Cristina Rúa, integrante del proyecto.

Estos  jóvenes saben que si sus ideas crean impacto en la comunidad y generan cambios positivos, le están apostando a ser jóvenes emprendedores que cuentan con la capacidad de transformar la región; los jóvenes agradecen a ACPO y Fundación Bolívar Davivienda los conocimientos y habilidades que descubrieron, dos aspectos que le ayudaron a crear sentido de pertenencia en sus territorios.

Por: Diana García. Facilitadora ACPO en Valle del Cauca.
Editor: 
Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here