Microtaller de escuelas audiovisuales en el centro poblado de Santa Rosa, Caquetá

Los habitantes de Santa Rosa, Caquetá participaron en el microtaller de Escuelas Culturales Campesinas en donde a través de la creación de textos y la fotografías aprendieron sobre otras formas de contar historias desde el arraigo por su territorio.

0
148
Foto por: Lorena Reyes

El desarrollo de réplicas de micro talleres “Producción de texto” y “fotografía” de Escuelas Culturales Audiovisuales – ECA en el centro poblado de Santa Rosa, Caquetá ha generado una alternativa de expresión para las comunidades, pues es un proyecto motivado en fortalecer y aprender sobre otras formas de ver y contar su territorio.

Amazonía Joven, proyecto liderado por Corpomanigua, el Vicariato de San Vicente del Caguán y Acción Cultural Popular – ACPO, con financiación del Fondo Europeo para la Paz de la Unión Europea en Colombia y la Fundación Bolívar Davivienda, es lo que ha permitido la realización de estas actividades.

Entre los entregables del proyecto Amazonía Joven, se han recibido crónicas con imágenes que hablan por sí mismas de la admiración y valor que le dan a la riqueza paisajística. Teniendo en cuenta también las dificultades por las que atraviesan como comunidad, en torno a aspectos relacionados con la carencia de un puesto de salud, la importancia de la escuela y la preocupación frente a la deserción de los jóvenes en las instituciones.

Le puede interesar: Primer microtaller de Escuelas Culturales Audiovisuales en Tres Esquinas del Caguán

Igualmente, se resalta la historia de su fundación y el pintoresco rol que juega el único restaurante existente en el poblado. Temas que evidencian el amor por el territorio y la creatividad de los participantes, como la siguiente  composición realizada por Leidy Fajardo, Patricia Cortéz y Faisury Perdomo.

“Un rinconcito de Luz»
«Recuerdo un bello día, en una atardecer salí de mi casa montada en mi caballo
que por nombre lo llamaba alazan; tenía muchas cosas en mi mente, pues mi
familia atravesaba por un duro momento.

 

Pasaron algunas horas y mientras caminaba pude sentir que la suave brisa
abrazaba mi cuerpo; decidí entrar y mojar mi piel con las quietas aguas de un
hermoso río que baña a mi rinconcito de luz… Santa Rosa del Caguán.
Pueblo donde la agricultura y la ganadería nos hace influyente ante los demás.

 

Y no podría terminar esta historia sin antes resaltar y valorar el trabajo de las
hermosas mujeres, que cada día se levantan a laborar y con su valentía y
optimismo hace que todo fluya de manera natural; nunca olvidaré aquel día
cuando en medio de mi tristeza y dolor, pude encontrar en Santa Rosa del Caguán
un rinconcito de luz.”

 

Por: Lorena Reyes Quintero. Facilitadora proyecto Amazonía Joven.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here