Mujeres Mayas trabajan por las abejas y el empoderamiento femenino

Al sur de México y gracias a un programa de Educampo más de 200 mujeres indígenas Maya son capacitadas para cuidar y preservar a la abeja melipona y al mismo tiempo se convierten en empresarias.

0
432
Foto por: MEXICO.COM

A través de un programa de Educampo, asociación civil que trabaja en la creación e implementación de proyectos productivos para combatir la pobreza rural en México,  más de 200 mujeres indígenas Maya están convirtiéndose en agentes del cambio social en tanto trabajan por la conservación de una especie de abeja y generan ingresos para sustentar sus familias.

Se trata de “Soy Abeja Maya” un programa enfocado en puntos estratégicos como el empoderamiento de las mujeres indígenas, la protección de las abejas y la preservación de la selva maya a través del comercio  de productos elaborados a partir de la meliponicultura, que es la crianza de la abeja melipona o abeja maya, caracterizada por no tener aguijón.

Le puede interesar: Proteger las abejas aporta a la seguridad alimentaria

El programa que lleva más de 10 años trabajando,  ofrece a las mujeres indígenas de esta etnia capacitación y asistencia técnica para que aprendan a cuidar de las abejas e incluso sepan alimentarlas de forma artificial en las temporadas que las plantas no son apropiadas, así mismo adquieren conocimientos sobre reproducción y generación de su hábitat, el cual es generalmente un tronco de madera.

Esta especie de abeja era muy preciada por la cultura Maya, ya que además de ser inofensivas, la miel que producen es más espesa y contiene propiedades antibióticas y antibacterianas cinco veces más potentes que las de la abeja común.  Las mujeres del programa utilizan esta miel para la elaboración de de productos como jabones, talco, shampoo y cremas; que posteriormente son vendidos en las zonas cercanas.

Además de contribuir al cuidado del medio ambiente, las participantes del programa trabajan por romper roles de género tradicionales, en los que la mujer era exclusivamente asociada con las labores domésticas. Educampo las acompaña durante un periodo de cinco años en los que son asesoradas sobre emprendimiento, para que al finalizar el programa sean capaces de construir y manejar una empresa, y de esa forma se puede apoyar a otras mujeres.

Por: Karina Porras. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here