Municipios protagonistas en el uso de energías renovables

Colombia es un país con potencial en hacer uso de la energías renovables por la condición de sus vientos y la proyección del sol sobre el suelo; por esto, ciertos municipios ya se unieron a usar estas estrategias en beneficios de sus territorios.

0
286
Foto: Rumbos del Perú

Colombia es un país que por su ubicación y recursos lo convierten en potencialmente rico. Aquí el factor problema radica en dos vertientes; primero, en los intereses ajenos a la población, que condicionan un futuro no agradable para la población a costa de los intereses individuales; y segundo, el difícil acceso a la creación de empresas nacionales por la mismos ciudadanos.

Países como Suiza, Luxemburgo, Australia y Alemania son los países que más han cambiado sus estructuras en producción y medios de transporte para disminuir significativamente su huella de carbono. Más allá del dinero que se interpone en estos cambios,  la esencia se encuentra en la iniciativa; ejemplo de esto, proyectos rurales creados por campesinos y entidades educativas que mejoran las condiciones de los ecosistemas.

Las energías renovables son una alternativa a efectuar cambios en la estructura de los ecosistemas para obtener electricidad; municipios y ciudades ya han comenzado a instalar paneles solares para obtener energía.

Colombia es un de los países latinoamericanos que más tiene potencial en constituir un gran porcentaje de utilidad de las energías renovables gracias a los fuertes vientos en algunas regiones del país y la fuerte proyección del sol sobre el suelo. Las áreas potenciales son los llanos y toda la región caribe, en especial La Guajira por tener vientos de 9 mts por segundo, lo cual es importante para obtener energía eólica, además, también las zonas volcánicas fuentes de energía geotérmica.

Le puede interesar: Decreto 2642, una luz para proyectos de energías renovables en Colombia

Cabe resaltar que el país siempre ha tenido alternativas positivas, pero no se ha usado a favor del mismo, por esta situación, la prioridad se encuentra en megaproyectos que intervienen de manera directa a las comunidades y el medio ambiente.

Municipios  ecoamigables

En el país ya existen municipios y ciudades que hacen uso de las energías renovables; proyectos que son elaborados y aplicados por las administraciones o desde la iniciativa propia de cada ciudadano que compra e instala su panel solar como método de ahorro económico. En los municipios tenemos:

Somondoco, Boyacá: este municipio es conocido como la capital del chicharrón de Cuajada y es el primero en el país que cuenta con un parque que es alumbrado por completo gracias a la energía del sol. Se realizó una remodelación total del parque y el año pasado en diciembre, se inauguró el alumbrado permanente y la decoración de las fiestas.

San Luis de Gaceno, Boyaca: municipio vecino a Somondoco, también ha instalado paneles fotovoltaicos en el parque principal para contribuir al medio ambiente.

Venadillo, Tolima: Posee una planta de aguas residuales que utiliza la energía solar a partir de 12 paneles fotovoltaicos y evitar la contaminación de la quebrada Galapo.

El Paso, Cesar: En el pueblo se avanza con la construcción de un inmenso parque solar. El trabajo inició en mayo del año pasado y al finalizar generará 176 gigavatios por año que darán energía a 102.000 hogares. Este proyecto es financiado por la multinacional Enel.

Puerto Alegría, Amazonas: las comunidades indígenas huitoto e Inga son beneficiadas por los paneles solares instalados el año pasado, mejorando el sistema de salud y educación. La instalación se hizo gracias al Gobierno de Colombia y el Gobierno de la República popular China.

Estos municipios demuestran que las energías renovables son una estrategia eficaz para contribuir al medio ambiente. Además, que han sabido usar los recursos económicos en beneficio del territorio. Por otro lado, los aportes de entidades gubernamentales en zonas remotas del país demuestran los cambios positivos en comunidades remotas que no tienen el servicio de luz.

Estás son pruebas suficientes para que se le de una completa prioridad al uso de estas energías; se contribuya a dejar a un lado los megaproyectos que afectan directamente  a las comunidades en lugar de beneficiarlas y brindar apoyo a las iniciativas ecoamigables de los pueblos que no cuentan con recursos.

Por otro lado, es necesario recalcar el trabajo de Medellín y  Barranquilla por disminuir la huella de carbono al trabajar con la implementación de proyectos de uso de energía solar; y en el caso de Medellín, el cambio de buses que usan combustible y la protección a fuentes hídricas.

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here